XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Algunos poemas de Terrae Motus, de Yamil Escaffi

viernes 25 de noviembre de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!

La pareja

Dejaron sus cuerpos a la noche.
Nadaban agua espesa.
Algas blancas los iban tejiendo
…………con hilos de romperse.

Todo lo que duran los instantes.
Sin palabras para decir /el mar se va/.
Hasta que no fue;
salieron a tierra en un barco partido,
lejanas mitades hacia costados opuestos.

 

Silencio con lo que hay

Hablo desde dentro,
que mi voz entienda,
las palabras llegan
en jaulas que flotan.

—no habrá piel donde vamos
pero llevaremos heridas—

Hablo de lo que no tiene lugar.
De dónde venimos.
El recoveco que tiene forma
de un nombre perfecto.
Es que vaso de la sed está invertido.
En todas mis visiones hay cristales.

Hablo inmune de tiempo
despertando al tacto.
Sin pulmones para asilar ningún aire.
Sin cales para adormecer la tierra que me secuestra.
Es que no logro mi voz,
mientras veo desde el suelo,
desde la resina de mis ojos.

 

Sordo

Palabras que deciden entre el humo y el incienso.
Tajos en las sábanas y ceniza de pájaro.
Los colores abren sus párpados de agua.
Alquitranes que juegan a filtrarse hasta el cerebro
mientras el viento persigue arañas que no existen.

 

La cal

La tierra se abrió y salí.
Tenía escrito un haikú en la espalda.

Tardé años en despegar los párpados
pero siempre recordaré lo que oí.

Cuando no cerraban mis heridas,
el olor trajo tiburones a mis sueños.
Consolé mi cuerpo con savias ilegales
y caminé siempre rodeado de espinas,
a ocultas del resto,
para quien muero como espuma en los caldos
de los instantes que pasan.

Huele a pan cada que me despierto roto
…………y nunca lo sabré.
La tierra me ha convocado hacia adentro.
Ahora,
sin espacio en mi cuerpo
para seguir escribiendo poemas.

 

 

I
Un puente

Filas de hormiga revelan un camino.
Con tanta soga haciendo mariposas de nudos,
sólo pude escribir en esta niebla.
/En mi voz hay un telar destrozado
por engranajes que giran
desde la bailarina que baila cuando hablas/.
Ves cómo he descifrado la armonía de esta ausencia,
porque tengo la memoria de un espejo.

 

II
El estanque

Puedes volver
a través de mi respiración.
Hoy vete.
El castillo estará bien para mañana.
Callé, vino la noche y me hizo esto.
Cuando salí a la oscuridad, conseguí mi espada.
Recuerdas las astillas de ese día,
Las guardaste;
tu regalo, el destiempo.

 

III
Fin

A pesar de mi sueño recurrente
donde no salgo de aquí,
ni un paso más.
Amaestré mariposas
para posarse en tu cuello.
Mantén distancia y lo prometo
no cazaré dragones en tus sueños

Yamil Escaffi
Últimas entradas de Yamil Escaffi (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio