Me gustó mucho el último relato, el de Jardineras Vacías, pero no me gustó la palabra “follable”, ese españolísimo lunfardo puede sobrar, todo el cuento lo sentí neutro hasta esa palabra. Gracias por compartir tan maravillosos relatos en todo caso. Saludos.

0
0
Responder