correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

Textos de El laberinto de la felicidad, de Rosalvina Jaimes

viernes 13 de marzo de 2020

Blanco

Estoy contenta
Decidí estar animada
Me preparé un trago
y comencé a escribir
sobre algo que me ha resultado incomprensible
algunas veces falso
algunas veces imposible
algunas veces ficticio
Siempre instantáneo
Es decir
Comencé a caminar en el laberinto de la felicidad

 

Auto de fe

Tú eres una triunfadora
Por ti misma
como un albañil
construiste tu futuro
No importa si se llama seguridad
Pero lo hiciste
Y ahora te deprimes con facilidad
Parece que se te olvidó
Mezclar el agua, el cemento y la arena
con el gran deseo de completar una pared
Eso era excitante
Y también podría ser un triunfo
mezclar todos los elementos sin pensar
en construir una pared
Sólo mezclando
Aun sin tener arena
yendo al mar y verla como abunda
Aun sin tocarla
aun sin existir como el no-ser

 

Cuando soy infractora

Estoy indagando
Qué debo hacer para ser dichosa
O qué debo tener
O cómo comportarme
O dónde encontrar tal aroma
Me digo
Estás conmigo
eso es dicha a cualquiera que vive esta verdad
Pero me pregunto por qué
cometo el pecado del desánimo
Ojalá escribirlo explique algo
La vida tiene leyes que debemos cumplir
ser feliz es el primer mandamiento
Uno no puede ser tan infractor

 

La lumbre en la piedra

El mundo bendice a los felices
repliega sus alas a los agradecidos de vivir
hace palpitar y volar los sueños personales
y hace amar el silencio
que guardamos cuando nos habla el alma
y
especialmente bendice
a quienes se aman a sí mismos

Mirando a la Tierra
nada es propiedad de nadie
da vueltas para que ninguno
conserve la riqueza para siempre

Después de todo
estoy sentada escribiendo estas palabras
que se unen sin mi permiso
estoy segura quieren tejer
mi idea o mi reflexión sobre la alegría
Tal vez es un acontecimiento banal
Y no pasará a la historia
de las guerras
ni de las batallas
ni de los bombardeos
ni de los negocios
ni del oro escondido
ni de la crueldad
ni de los refugiados
pasará a mis recuerdos tristes o alegres

En la comedia humana
a cada quien le importa sobrevivir
no quiere sufrir
quiere el encanto
su instinto es vivir en éxtasis sobre el escenario

Conversaciones tontas de felicidad
en el Cosmos
Sólo uno mismo puede invitarse
a ese espacio lleno de estrellas no contaminadas

Últimas entradas de Rosalvina Jaimes (ver todo)