Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Tres poemas de La más blanda gota del oleaje, de Carlos Alberto Agudelo Arcila

lunes 15 de junio de 2020
¡Compártelo en tus redes!
“La más blanda gota del oleaje”, de Carlos Alberto Agudelo Arcila
La más blanda gota del oleaje, de Carlos Alberto Agudelo Arcila (Torre de Palabras, Colección Biblioteca de Autores Quindianos, 2019).

La más blanda gota del oleaje
Carlos Alberto Agudelo Arcila
Poesía
Torre de Palabras
Colección Biblioteca de Autores Quindianos
Armenia (Colombia), 2019
ISBN: 978-958-52493-0-1
150 páginas

Estoy hecho
de pan
de vino
de fulgor
de polvo
de niebla
de sombras
No hay pasos
no hay camino
La floresta firmamento
con nubes
con centellas
a una hora cualquiera
en un tiempo cualquiera
El viento se hace sendero
donde alas
piedras
océanos
y los cien pies de la hiedra
rebasan la frontera de mi nada

 


 

El paraguas y el abrigo son hermanos
Hermanos del sombrero y el frío
de calles despobladas de abrazos nunca dados
de travesías urgentes del pañuelo y el semblante
de una mañana por nacer del pétalo acongojado
Hermano es el océano de la gota de rocío
el huracán del ancla desprendida del siglo I
la tapia húmeda del contador de luces resecas
Hermano el grito del silencio
la noche que jamás ha de llegar
Hermano el camino del pie amputado
la viga de la cuerda del suicida
el ojo del dolor intenso
el trino del pájaro reacio a nacer
Hermanos esperando la tarde apagada
en el umbral de la leña

 


 

Conozco al felino que se desboca
a través de sus ojos
para luego del acecho gravitar
su ferocidad en coloquio
de mansa paloma
Conozco del mordisco y la trampa que lo agita
Conozco la sed y la esperanza
la angustia y la trinchera del alma
Conozco la telaraña tejida de sombras nocturnas
y el recuerdo que el hombre deja
al seguir acribillado desde el balcón del tiempo
Conozco el crochet de luz
y el mantel de nubes que se tiende
sobre el comedor del día
Conozco del rocío y la vaca vegetal
donde se amamanta mi asombro
Conozco del andar de la meta que se aleja
y del mundo que se empolva en llagas
Conozco de ropa tendida
en el alambre de la vanidad
y la mano vacía de una migaja de Dios
Conozco del no regreso
y de la fruta madura
recibida por las entrañas de la sed
por manos angustiadas de un transeúnte de siglos
Conozco de lo incierto de la carne
del hueso que el grito relame
de oídos que se diluyen en asombro
ante el discurrir de la vida
y desahuciados que alimentan su fe
con salmuera de zopilotes
Todos saben qué conozco
mas ignoran del conciliábulo
que goza mi sangre cuando encarno
los fantasmas de la poesía

Carlos Alberto Agudelo Arcila
Últimas entradas de Carlos Alberto Agudelo Arcila (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo