Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Dos poemas de Santiago Siracusa Santamaría

miércoles 10 de marzo de 2021
¡Compártelo en tus redes!

sin título aparente

estaba loco. mi vida al carajo.
me bastaba una sinfonía para
construir unas cuantas palabras.
Echaba la ceniza a las velas.
Conjuraba algo.
lo que fuese.

Bebía desmesuradamente durante
2 o
3
semanas:
una noche 4 o 5 sidras.
otra,
2 de vino.
Mañana,
nadie sabe cuánta
cerveza.
Luego,
me daba un respiro

Era una posesión.
No sabía dónde ir y me
deleitaba saber que
nadie sabía nada.
No supiesen que es lo que
sucedía aquí dentro.

Dónde el mundo se organizaba
en ruina
mientras la
gente moría
y los niños se ahogaban
y los perros eran abandonados también

y yo no podía ni tan siquiera entender mis
propias palabras
al día siguiente,
cuando despertaba
y
jugaba y jugaba y
me paseaba por las calles sin
un plan.

porque no había nada más
digno que aquello

 

abandono

hay que estar preparado cuando
llega el abandono.
siempre llega

estés cagando o en la oficina,
cenando o durmiendo; en forma de carta,
llamada o
nota flotando sutil bajo la
almohada llega

entiendes luego, después de unos cuantos
contactos, que nada es suficientemente verdadero.
ni mucho menos
las relaciones con las personas

en un mundo tan abastecido de
gente pero tan falto de sentido

te encuentras tan solo,
planeando y bebiendo
planeando y bebiendo

y al otro lado está todo listo ya;
te harán pedazos y ni siquiera lo sabrás,
pero créeme,
pasará.

y se hará la noche
si es que no era noche ya;
y hombres de todo el mundo llorarán
y sonarán en la radio notas desesperadas clamando un poco más de tiempo

Santiago Siracusa Santamaría
Últimas entradas de Santiago Siracusa Santamaría (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo