Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Cinco poemas de Miguel A. Garrido Gallego

miércoles 29 de noviembre de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Cala Ginesta

“Alguna vez en otro tiempo”.
Safo

En las orillas de esta playa fluyen
alegres tardes y rubias pasiones.
Aquí susurran los besos como aves,
la piel de un mundo dulce y rosado,
y todo es el deseo.
………………………….Grumos de líquenes
arrastran las espumas de Afrodita
o con sus flores suaves los hinojos
recuerdos son para ti que interrogan,
igual que los retornos y naufragios.

Como ese mar al fondo de tus ojos,
así el ayer brilla alto en la memoria
y miras a través del litoral frío
un cielo que descose las alturas,
lejana costa de fulgor erótico.
Clavados los dardos de Eros en tu vida
tiene un precio el pasado,
…………………………………..ya no vuelven
el cuerpo y la piel de las nostalgias.
En las orillas de esta playa fluyen
mil barcas tristes al atardecer.
Su ruina intacta y aquello que fuiste,
soleada arena de amores ausentes,
en otro tiempo muy cerca de ti.

 

Playa de Lesbos

“Cerca del agua que fluye,
pasa y huye”.
Antonio Machado

Aquí, bajo el ribete del fulgor,
igual que viejos mapas de extrarradio
o como la pasión desesperada
en donde no cabe un borroso ayer.
Como el romper exacto de las olas
que sólo deja niebla en la mirada,
naufragios y abismos del recuerdo.

Aquí, un sol terco lame los muretes,
recorre poco a poco rubias costas,
los restos de afán y dicha del alma.
Igual que Venus de la mar nacida,
radiante pero siempre ebria de amor.
O como quien retorna solo, en calma
y mira tras los cielos el vacío.

Aquí, a lo lejos, el amanecer,
apenas noche ciega y sin luz.
La aurora de rosados dedos en las ventanas
parece un faro que alivia, deslumbra
y borra todo: el mar, los viejos barcos,
aquellos días de sueños y jaranas
en medio del pasado inconmovible.

 

Mar de Grecia

“Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares”.
Cavafis

Esta agua que nos hiere con su abrazo
y donde me robaste los sentidos,
la luz gastada por ti en cada beso,
mi ropa y el torpe corazón.
Los sueños frente a un cielo ya perdido
sobre estas verdes playas de acuarela.

Solaz de Venus, mar toda extendida,
oleajes lentos que anegan la costa,
sabor a noche feliz y húmeda.
Aquí brota el calor en lo frondoso,
oscilan los sentidos y la historia,
la nave de este amor que nos separa.

Brilla el sol por los mitos del ayer,
la gran batalla de aqueos y troyanos,
tan lejos con sus heroicos días
o las promesas de Ariadna y Teseo.
Del fuego de esas brasas, qué ha quedado:
mareas tan frías como los recuerdos.

 

Albada

“De oro soñar para siempre”.
Lorca

Llega otro día, su roce en los bajíos
y ocultas praderas verdes;
fantasma que desnuda solapado
las nubes al romperse.

El agua quieta duerme alrededor,
los campos ya se encienden.
Qué bello enjambre. La flor de esa rama,
sus fuegos dulces, breves.

¡Ay, playa que soñábamos ayer,
mujer de amor tan fuerte!
Intenso anhelo, vago son del mar,
tus ojos, y tu frente.

Bajo este sol las aguas, fuego acuoso,
en el azul se envuelven.
¡Oh, mundo, tierra de lo inefable
y su alborada ardiente!

 

Soneto del amor de naufragio

“Tots los desigs escampats en lo món”.
Ausiàs March

Era un vinoso mar mi pecho herido
que no dejaba en paz, ola infinita.
¡Ay, turbias aguas donde el fuego agita
en este cuerpo por ti dolorido!

Era un desdén de ardor y barco hundido,
angustia sin confín, rosa marchita.
¡Ay, pecho que refugio necesita
y no sabe perderte, resentido!

Que el dolor no me deja estar contigo
y ha vaciado mis días tu mirada:
tan sólo quedan brasas del castigo.

Que soy corriente de tu marejada,
ay vida mía, y único testigo
en un naufragio sin luz ni alborada.

Miguel A. Garrido Gallego
Últimas entradas de Miguel A. Garrido Gallego (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio