Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Suarez

Falleció la poeta cubana Carilda Oliver Labra

• Jueves 30 de agosto de 2018
Carilda Oliver Labra
Oliver Labra recibió en 1997 el Premio Nacional de Literatura de su país.

La poeta Carilda Oliver Labra, Premio Nacional de Literatura de Cuba y una de las más sobresalientes autoras de Hispanoamérica, falleció a la edad de 96 años la madrugada del miércoles 29 de agosto en Matanzas, su ciudad natal.

Se anunció que su cadáver sería cremado y sus restos serían expuestos en la casona de Tirry 81, escenario donde concibió su obra literaria y en el que en los últimos años acogió el proyecto cultural Al Sur de mi Garganta, título del libro con el que en 1950 obtuvo el Premio Nacional de Poesía.

Oliver Labra fue incorporada en 2005 a la Academia Cubana de la Lengua y dedicó su discurso a Dulce María Loynaz.

Doctora en derecho y profesora de pintura, dibujo y escultura, fue autora de obras como Desaparece el polvoLos huesos alumbrados y Se me ha perdido un hombre, entre muchos otros, Oliver Labra había nacido en Matanzas en 1922. En la antigua casona de su familia donde vivió toda su vida fue filmada por última vez durante un homenaje del gobierno local por sus 96 años, el 6 de julio de este año.

Sus poemas están incluidos en las antologías Cincuenta años de poesía cubana y en Las mejores poesías de amor cubanas, compiladas por Cintio Vitier y por Editorial Laurel, respectivamente. La obra de la autora está recogida en libros publicados en España, Alemania, Colombia, México, Estados Unidos y Cuba, entre otros países.

Entre decenas de reconocimientos, Oliver Labra recibió en 1987 la Distinción por la Cultura Nacional y en 1997 el Premio Nacional de Literatura, ocasión en la que Letralia publicó su poema “Elegía por Mercedes”. Además, en 2017 recibió la Orden Félix Varela de Primer Grado, la más alta distinción cultural que concede el gobierno de su país, y en marzo de este año recibió el Premio Excelencias por la fecundidad de su obra.

Oliver Labra fue incorporada en 2005 a la Academia Cubana de la Lengua y dedicó su discurso a Dulce María Loynaz, una de las consagradas figuras de las letras cubanas y Premio Cervantes.

La autora alternó con figuras de la talla del escritor estadounidense Ernest Hemingway, a quien entregó las llaves de la ciudad de Matanzas, el poeta español Rafael Alberti y la poeta chilena Gabriela Mistral, quien la catalogó “la mejor sonetista de América”. Además fue amiga de sus colegas cubanos Nicolás Guillén, José Lezama Lima, Dulce María Loynaz, Fina García Marruz y Roberto Fernández Retamar.

Fuentes: ABCEl Nuevo HeraldGranma
Letralia

Letralia

Letralia, Tierra de Letras, es desde 1996 la revista de los escritores de habla hispana. Para enviarnos información sobre literatura y cultura en general escríbanos a info@letralia.com.
Letralia