Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Rodrigo Blanco Calderón gana la III Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

jueves 30 de mayo de 2019
¡Compártelo en tus redes!
Rodrigo Blanco Calderón
El autor venezolano recibió el premio la noche de este jueves 30 de mayo. Fotografía: NCC

El escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón (Caracas, 1981) ganó la III Bienal de Novela Mario Vargas Llosa con su obra The Night, según el anuncio hecho este jueves 30 de mayo en Guadalajara, México, durante el acto de clausura del evento, por el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, quien presidió el jurado del certamen.

Lee también en Letralia: The Night y la ineluctable simultaneidad del duende que dicta, por

The Night es una novela laberíntica como lo es Caracas, donde transcurre”, dijo Ramírez al hacer el anuncio. “Sus personajes son sorprendidos en unos días del año 2010 en que se suceden los cortes del fluido eléctrico y en que la ciudad se convierte en un espacio fantasmagórico por el que circulan inquietantes motociclistas y en el que aparecen cadáveres de mujeres asesinadas. Vamos conociendo poco a poco retazos del pasado de esos personajes en otras épocas de la misma ciudad”.

“The Night”, de Rodrigo Blanco Calderón
Alfaguara • Disponible en Amazon

“Novela polifónica construida como un juego de muñecas rusas”, continúa el premio Cervantes 2017, “en la segunda de sus cuatro partes se nos da a conocer la indagación de uno de los personajes sobre un poeta, Darío Lancini, de vida y obra tan singulares que en algún momento el lector puede llegar a pensar que se trata de una criatura de ficción”.

“Este premio se lo dedico a mi país, Venezuela”, dijo el escritor caraqueño al recibir el galardón en un acto en el que participó también Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010.

Sobre su novela, The Night, Blanco Calderón indicó que no la habría escrito “si no hubiera requerido el inmenso sacrificio de ver un país arrasado por la dictadura que está viviendo actualmente, pero también es una obra que no es una novela de denuncia sino de indagación sobre una zona de sombra en la que mi país ha caído”.

Blanco Calderón, quien emigró hace casi cuatro años —ha vivido en Francia y actualmente reside en Málaga (España)—, habló de su condición. “Yo soy un emigrante venezolano, uno de los más de cinco millones. Cuando me preguntan ‘¿de verdad la cosa está tan mal?’ yo les digo que sí, es una desgracia sin precedentes que está ocurriendo en mi país”.

Sobre la Caracas retratada en The Night, indicó que “tiene pasajes, personajes o espacios que hoy prácticamente no existen o que ya no existen de la misma manera, es como una memoria rencorosa, pero es también una memoria solidaria y tierna de lo que pasa a nivel de la historia”.

El autor criticó igualmente al sector intelectual que apoya al régimen de Nicolás Maduro: “Para mí ha sido particularmente doloroso ver que no ha sido la gente común la que ha salido a apoyar la dictadura, sino algunos académicos y literatos que se supone que tienen compromiso con el lenguaje y por motivos absurdos de ideología prefieren hacer la vista gorda”.

“The Night”, de Rodrigo Blanco Calderón
Madera Fina • Disponible en Amazon

The Night parte del apagón general que se registró en Venezuela en 2010 y su estructura se divide en diversos apartados dando protagonismo a distintas voces, una idea que tiene que ver con “crear una experiencia de lectura” en cada uno de ellos, como explicó el autor luego de su publicación. La novela ganó en 2016 el premio Rive Gauche y en 2018 el Premio de la Crítica de Venezuela.

Licenciado en Letras egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), casa de estudios donde además se desempeñó como docente, Blanco Calderón ganó en 2006 el premio del diario El Nacional con el relato “Los golpes de la vida” y obtuvo mención en dos ocasiones en el premio de cuento de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (Sacven). Ha publicado igualmente los libros de cuentos Una larga fila de hombres (2005), Los invencibles (2007) y Los terneros (2018).

Los otros autores finalistas eran la nicaragüense Gioconda Belli, por Las fiebres de la memoria; el peruano Gustavo Faverón, por Vivir abajo, y los españoles Antonio Soler, por Sur, y Manuel Vilas, por Ordesa.

El jurado estuvo presidido por el escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado e integrado además por la escritora y académica española Carme Riera; el escritor, periodista y profesor universitario peruano Alonso Cueto; el docente y académico mexicano Felipe Garrido; el crítico y poeta español Juan Manuel Bonet, y el escritor y periodista español y J.J. Armas Marcelo, director de la Cátedra Vargas Llosa, como secretario con voz pero sin voto.

Al III Premio Bienal Vargas Llosa, dotado con 100.000 dólares, concurrieron 426 obras procedentes de veinte países. La bienal es organizada por la Cátedra Vargas Llosa, la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, Acción Cultural Española (AC/E) y la Fundación Universidad de Guadalajara. En las dos ediciones anteriores los ganadores fueron el español Juan Bonilla por Prohibido entrar sin pantalones y el chileno Carlos Franz por Si te vieras con mis ojos.

Rodrigo Blanco Calderón
El escritor caraqueño le dedicó el reconocimiento a su país. Fotografía: NCC
Letralia