“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

La FCU y Visor publican El cangrejo ermitaño, del venezolano Arturo Gutiérrez Plaza

miércoles 15 de julio de 2020
Arturo Gutiérrez Plaza
La antología poética El cangrejo ermitaño, de Gutiérrez Plaza, es un “trabajo de ingeniería estructural”. Fotografía: Martha Viaña

Como parte del acuerdo de coedición entre la Fundación para la Cultura Urbana, de Venezuela, y la editorial española Visor Poesía, acaba de publicarse El cangrejo ermitaño, una cuidada antología del poeta, ensayista e investigador venezolano Arturo Gutiérrez Plaza (Caracas, 1962) prologada por el escritor uruguayo Rafael Courtoisie, Premio Casa de América de Poesía Americana en 2014 y miembro de la Academia Nacional de Letras de Uruguay.

Ya disponible en librerías de España y en plataformas en línea, esta antología reúne poemas de títulos anteriores del autor: Al margen de las hojas (1991), Principios de Contabilidad (2000), Un sobre sin abrir (2006), Cuidados intensivos (2014) y Cartas de renuncia (2020). Se trata del tercer libro producido como resultado del convenio entre la FCU y Visor, después de la Antología poética de Juan Sánchez Peláez y De la metáfora, fluida, de Verónica Jaffé, publicados en 2019.

“El cangrejo ermitaño”, de Arturo Gutiérrez Plaza
El cangrejo ermitaño, de Arturo Gutiérrez Plaza (Visor, 2020). Disponible en Amazon

Sin embargo, como explica Courtoisie en el prólogo, El cangrejo ermitaño más que una antología habitual ordenada de forma cronológica o testimonial, es un proyecto poético lúcido y laborioso, un “trabajo de ingeniería estructural”, de recomposición, en el que Gutiérrez Plaza retoma cuidadosamente, valora, reordena cada poema, creando con ello un nuevo sentido o “nuevos vectores sémicos” demostrando “una lucidez extraordinaria y una enorme capacidad de comunicación con el lector”.

Afirma en ese sentido Courtoisie: “La reubicación de los diferentes poemas plantea otro entero sintagma poético que hace de este un libro nuevo construido a partir de significantes anteriores, como si el proyecto expresivo de Gutiérrez Plaza se hiciera ahora incluso más contundente y significativo en un proceso de sedimentación, reconsideración y reformulación”.

El cangrejo ermitaño, como libro y proyecto poético nada común, revela claramente la madurez, rigurosidad y particularidad de la voz poética de Arturo Gutiérrez Plaza en el contexto de la poesía venezolana e incluso en Iberoamérica.

Marina Gasparini Lagrange, ensayista y coordinadora editorial de la FCU para estos libros en España, afirma que en esta antología el autor, gracias a “su lenguaje preciso, directo, sin retórica”, nos introduce “en su mundo poético donde con profundidad y reflexión nos dice de la cotidianidad, los lugares perdidos, la experiencia de la errancia, las ausencias que conviven con él en ciudades lejanas”, dejando claro que para el autor la ciudad es un espacio de soledad que la mirada registra y resguarda para traducirla posteriormente en palabra.

Gutiérrez Plaza ha publicado los poemarios Al margen de las hojas (1991), Principios de contabilidad (2000), Pasado en limpio (2006), Cuidados intensivos (2014) y Cartas de renuncia (2020), así como varios libros ensayísticos, antológicos y de investigación literaria. PhD en Lenguas Romances y Literaturas, es profesor titular de la Universidad Simón Bolívar (Caracas). Ha obtenido, entre otros, el Premio de Poesía de la Bienal Mariano Picón Salas (1995), el Premio Hispanoamericano de Poesía Sor Juana Inés de la Cruz (1999) y el Premio Transgenérico de la Fundación para la Cultura Urbana (2009).

Letralia