correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

“When you are smiling” y la poesía política y coloquial de Mario Benedetti

lunes 6 de marzo de 2017

Mario Benedetti

A Mazen G. Zarrouk, PhD.

“(…) tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro (…)”.

“Te quiero”. Mario Benedetti.

Mario Benedetti, miembro de la “Generación del 45”, destacado y prolífico periodista, poeta, dramaturgo, ensayista y novelista uruguayo (1920-2009), hizo del lenguaje coloquial su principal cantera para crear esa poesía política, directa, responsable, solidaria, consecuente y reflexiva que caracteriza notablemente su arte poética.

Este corto poema que analizamos desde el punto de vista temático exhala riqueza simbólica y es exuberante en tópicos fundamentales. “When you are smiling” es un poema que dentro de su brevedad y aparente simpleza nos permite reflexionar sobre algunos temas relevantes de alcance universal.

When you are smiling

When you are smiling
ocurre que tu sonrisa es la sobreviviente
la estela que en ti dejó el futuro
la memoria del horror y la esperanza
la huella de tus pasos en el mar
el sabor de la piel y su tristeza
When you are smiling
the whole world
que también vela por su amargura
smiles with you.

De hecho, este breve poema que nos ocupa, de solamente diez versos, y cuyo título en inglés significa en castellano “Cuando sonríes”, nos invita a reflexionar, principalmente, sobre la alegría, el amor, la ternura, la esperanza y, también, la solidaridad. Especularemos a grandes rasgos sobre las razones por las que Benedetti escogió un título en inglés para este poema, y además escribió en esta lengua el cuarenta por ciento del poema; específicamente los versos primero, antepenúltimo, penúltimo e incluso el último.

La voz poética nos habla siempre en relación con esta sonrisa trascendente, como si estuviera inmersa en una suerte de digresión temporal.  

En castellano estos versos significan: “Cuando sonríes el mundo entero sonríe contigo”. Es posible que Benedetti quisiera que su poema tuviera un mayor alcance, que abarcara una audiencia más amplia, que trascendiera barreras culturales y lingüísticas para que el mensaje de solidaridad que implican sus cuidadosas palabras llegara a más lectores. Pero, además, es muy probable que este poema de Benedetti haya sido escrito con la intención de ser un diálogo intercultural y también un homenaje a la canción de 1929 titulada al igual que el poema, “When you are smiling”. Dicha canción, popularizada por Louis Armstrong, fue creada en triple colaboración entre Larry Shay, Mark Fisher y Joe Goodwin. Esta canción termina igual que los últimos versos del poema de Benedetti, y además tiene unas líneas igualmente bellas que presentan la otra cara de la luna; es decir, lo que ocurre en el universo cuando el ser amado está triste: “(…) But when you’re crying you bring on the rain (…)”, que en castellano significa: “pero cuando lloras, traes la lluvia contigo”. De hecho, desde el punto de vista del amado, el mundo es mejor cuando el ser amado es feliz, y en cambio, cuando el ser amado sufre el mundo no está en armonía y más bien está lleno de dolor. El ser amado es tan importante para el amado o la amada que toda la naturaleza y el mundo entero son un espejo en el cual se proyecta la felicidad o la tristeza del ser amado. Porque, para quien ama, el ser amado es el centro de su universo.

En el segundo verso del poema de Benedetti, la voz poética se refiere a esta mágica y poderosa sonrisa —la misma que, desde luego, puede tener muchos significados— como a “la sobreviviente”, y en el verso cuarto nos dice: “la memoria del horror y la esperanza”. Es importante recalcar que en el tercer verso la voz poética nos habla siempre en relación con esta sonrisa trascendente, como si estuviera inmersa en una suerte de digresión temporal: “la estela que en ti dejó el futuro”. Es decir, la sonrisa que simboliza la alegría, el amor o la solidaridad es el valor más importante de nuestro mundo y sobrevivirá a todas las adversidades y hecatombes. ¿Acaso Benedetti quiere decirnos que la solidaridad es lo que nos distingue y ennoblece como seres humanos?

Puestos a aventurar más interpretaciones sobre los posibles significados de esta sonrisa tan especial, podríamos decir que ella corresponde al ser amado, y que por lo tanto su gran influencia y decisiva importancia en el amado en particular, y en el mundo entero en su globalidad, se deben a que esta sonrisa precisamente es la sonrisa del amado y representa la felicidad del ser amado, y por tanto está analizada, justamente, desde el amor. Desde ese territorio de arenas movedizas que a veces nos ciega cuando pensamos, juzgamos y nos referimos a quien amamos, o acaso más bien es el amor el sentimiento que nos permite ver al objeto de nuestro amor en su verdadera dimensión. Así lo afirmó el gran Borges en su poema magistral “Otro poema de los dones”, donde enumera todas las razones personales, culturales e históricas por las que está agradecido a la vida: “(…) Por el amor, que nos deja ver a los otros como los ve la divinidad (…)”.

Podemos aceptar, pues, para efectos de este análisis, que la sonrisa a la que alude el poema de Benedetti está vista desde la misteriosa comarca del amor que como proclama el cantautor cubano Silvio Rodríguez en su canción “Sólo el amor”: “ (…) alumbra lo que perdura, sólo el amor convierte en milagro el barro”, desde el amor que trasciende el tiempo y construye la esperanza. También, y desde luego, este amor en su más prístina e inclusiva interpretación tiene su correlato en la misericordia, la esperanza y la solidaridad, como nos dijera proféticamente san Pablo en su famosa carta a los Corintios (13:7): “El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

Acaso también podríamos decir que la sonrisa en el poema se refiere a la ficción, a la inspiración poética, al arte poético que nos posibilita soñar y construir mundos mejores, y que es un paliativo contra el dolor y el sufrimiento, un amuleto contra la tristeza, un escudo frente al desaliento que suele abrumar muchas veces nuestra vida cotidiana. La sonrisa en el poema podría asimismo simbolizar nada menos que la solidaridad, especialmente si nos concentramos en los últimos cuatro versos:

When you are smiling
the whole world
que también vela por su amargura
smiles with you.

Parafraseando estos versos, la voz poética nos estaría diciendo: cuando existe la solidaridad, el mundo, que se ocupa también de los pesares (es decir, que también sufre), está contigo; comparte tu alegría, participa de la solidaridad que nos une y nos engrandece en tanto seres humanos.

Esta suerte de oda a la sonrisa de Benedetti trae a la memoria unos versos muy admirables también del poeta español Miguel Hernández (1910-1942), de su glorioso poema “Las nanas de la cebolla”:

(…)
Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol. Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

En este poema, escrito desde la cárcel, Hernández, transido de dolor y desesperanza, intenta alentar, con las últimas energías que le quedan, a su esposa e hijo. En efecto, este poema es una hermosa y tristísima canción de cuna, escrita como respuesta a la carta que Josefina, su esposa, le escribiera contándole que ella y su pequeño hijo Manuel Miguel sólo tenían pan y cebolla para alimentarse. Miguel Hernández le pide a su pequeño que siga riendo, que su sonrisa es su fuerza y su esperanza.

La solidaridad reflejada en los últimos cuatro versos de “When you are smiling” nos trae a la memoria también los célebres versos del poeta peruano César Vallejo (1892-1938), de su poema “Masa”:

(…) Entonces todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

Vallejo nos dice en su poema que solamente la solidaridad, entendida en su sentido universal, hará la diferencia en el mundo. En el poema de Benedetti, cuando el ser amado sonríe el resto del mundo lo hace también, porque quien ama es feliz al saber que el ser que ama es feliz, y así, arropado en la magia del amor, su perspectiva del mundo cambia para mejor. Si esa sonrisa a la que alude el poema de Benedetti se interpreta desde el punto de vista de la solidaridad, podríamos, de hecho, hacer una clara analogía entre los últimos versos de este poema y los de Vallejo. Parafraseando los cuatro últimos versos de Benedetti y los de Vallejo, diríamos que la solidaridad es un sentimiento de adhesión a una causa que empieza o puede empezar de una manera individual y que luego se agranda y cobra una gran importancia cuando más personas se suman a ella, es decir, cuando se convierte en universal. El cantante Noel Nicola (1946-2005), de la Nueva Trova Cubana, ya lo dijo muy elocuentemente en su canción “Por la vida”: “(…) Si somos igual que tú y tú no puedes ser feliz, ¿de qué nos valen todas nuestras alegrías?”.

El reverendo Martin Luther King, Jr. (1929-1968), gran merecedor del Premio Nobel de la Paz de 1964, definió muy bien también el concepto central de solidaridad cuando afirmó: “Injustice anywhere is a threat to justice everywhere” (“La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes”).

La sonrisa en el poema de Benedetti, ya sea que represente el amor, la felicidad, la solidaridad o la esperanza, es un oasis que nos permite pensar en el futuro, un espacio liberado donde ha sobrevivido lo mejor del mundo:

(…) ocurre que tu sonrisa es la sobreviviente
la estela que en ti dejó el futuro (…)

El poema “Menos tu vientre”, de Miguel Hernández (1910-1942), dedicado a su mujer embarazada, nos habla también de un espacio liberado de dolor, de una isla de esperanza, de un futuro en el que se nos posibilita soñar.

Menos tu vientre,
todo es confuso.
Menos tu vientre,
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio (…)

La madre Teresa de Calcuta, santa Teresa de Calcuta (1910-1997), también valorizó mucho el significado de la sonrisa: “Let us always meet each other with smile, for the smile is the beginning of love”, que en castellano sería: “Sonriamos siempre cada vez que nos encontremos porque la sonrisa es el principio del amor”. Y también santa Teresa de Calcuta nos dejó esta línea inolvidable y directa sobre la sonrisa: “Peace begins with a smile” (“La paz comienza con una sonrisa”).

Benedetti nos dice asimismo en su poema que esa sonrisa vigorosa es también, y de manera dialéctica, el recuerdo de la atrocidad, pero también de la esperanza. De manera poética compara esa sonrisa rutilante con algo imposible de detectar: “la huella de tus pasos en el mar”, no en la arena sino “en el mar”. Esa sonrisa esplendorosa es equiparada también con “el sabor de la piel y su tristeza”.

(…) La memoria del horror y la esperanza
la huella de tus pasos en el mar
el sabor de la piel y su tristeza (…)

A manera de conclusión diremos que “When you are smiling” tiene las características más cautivantes y típicas que también observamos en la mayoría de los poemas de Benedetti: lenguaje directo y coloquial no exento de toques líricos de gran belleza, ciertas reflexiones filosóficas, comentarios políticos y críticas e ironías a gobiernos dictatoriales, etc. Recordemos, por ejemplo, poemas como “Chau número tres”, donde la voz poética nos dice:

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro (…).

Benedetti nos habla probablemente de la utopía política en el verso que dice: “derrotando imposibles”.

En esta línea temática recordemos también el poema “Currículum”:

(…) usted ama
se transfigura y ama
por una eternidad tan provisoria
que hasta el orgullo se le vuelve tierno
y el corazón profético
se convierte en escombros (…)

En “Currículum”, Benedetti es crítico frente a la vida, la muerte e incluso el amor. El poema tiene un tono existencialista porque lo que básicamente expresa es que, después de sufrir mucho durante toda la vida, finalmente comprendemos su sentido cuando ya es muy tarde:

(…) que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre un lío

entonces
usted muere.

Y en el poema “El amor es un centro”, Benedetti compara el amor con un espacio de utopía:

(…) el amor es una palabra
un pedacito de utopía

es todo eso y mucho menos
y mucho más/ es una isla
una borrasca / un lago quieto (…)”

Veamos ahora unos versos de su poema “Trueque”:

(…) me das tu corazón ese verdugo
y yo te doy mi calma esa mentira
tú el vuelo de tus ojos / yo mi raíz al sol
tú la piel de tu tacto / yo mi tacto en tu piel (…)

En el poema “Trueque”, como en otros de Benedetti, el título nos refiere a algo muy concreto, directo, específico y hasta mundano, lo cual no significa que sus poemas carezcan de lirismo, y para ejemplificar esta afirmación baste recordar uno de los versos más hermosos de “Trueque”: “me das tu corazón ese verdugo”.

Y por último refirámonos al famoso poema “Táctica y estrategia”:

(…) mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible (…)

En este poema, vemos que Benedetti utiliza un título muy político para referirse al amor y al compañerismo.

Concluimos nuestras reflexiones generales afirmando que el poema de Benedetti “When you are smiling” nos habla del poder del amor y de la solidaridad, y de cómo estos dos nobles sentimientos se proyectan hacia el mundo a través de la sonrisa que representa la felicidad, la alegría de vivir y desde luego la esperanza.

 

Bibliografía consultada

  • Alemany Bay, Carmen. Poética coloquial hispanoamericana, Alicante, Universidad de Alicante, Servicio de Publicaciones, 1997, p. 20.
  • Benedetti, Mario. Inventario uno. Poesía completa (1950-1985), Madrid, Visor, 1997, 10ª ed. 4ª reimpr.
  • Ruffinelli, Jorge. “La trinchera permanente”, Palabras en orden, Xalapa, México, Universidad Veracruzana, 1985, p. 150.
María-Elvira Luna-Escudero-Alie