Concursos literarios
Eventos
Documentos recomendados
Cartelera
Foro de escritores
Ediciones anteriores
Firmas
Postales electr¾nicas
Cómo publicar en Letralia
Letralia por correo electrónico
Preguntas frecuentes
Cómo contactar con nosotros
Envíenos su opinión
Intercambio de banners


Página principal

Editorial
Ocho millones. "Problemas presupuestarios" obligan el cierre de 18 bibliotecas en Venezuela.

Noticias
Las 11 apuestas de Monte Ávila. La editorial del Estado venezolano publicará once libros de autores inéditos.
Vargas Llosa reeditado. Alfaguara volvió a publicar dos novelas del autor peruano y agregó una antología de cuentos.
Murió Maria Àngels Anglada. La autora de El violín de Auschwitz murió a los 69 años a causa del cáncer.
Hierro recibe el Cervantes Para el poeta español, "el Quijote se ha fundido con la humanidad".
Música para Casa. Casa de las Américas celebró su 40º aniversario con un concierto de altura.
Saludo a la bandera. Juan Loyola, el artista venezolano que utilizaba el tricolor nacional para expresarse, dio su último performance.

Paso de río
Brevísimos y rápidos del río que atraviesa la Tierra de Letras.

Literatura en Internet
Deabruak. Lea un libro y pague después: la primera editorial shareware de habla hispana.

Artículos y reportajes
La pluma rebelde de Espejo. El escritor ecuatoriano Michael Vicuña Botto esboza una semblanza sobre Luis Espejo.
Vivimos tiempos de cambio. Desde España, Manuel Sueiro Santamaría invoca la necesidad de adelantarnos al tiempo.
La gaya ciencia. El académico puertorriqueño José Luis Vega recuerda que la escritura, si no es respiración, es basura.

Sala de ensayo
The Mixquiahuala Letters. La española Natalia Menéndez Rodríguez expone, mediante el análisis de esta novela chicana, diversos aspectos de la literatura femenina.

Letras de la
Tierra de Letras

¿Qué recuerdas? (entre memorias).
Daniel Murillo Licea.
Dos relatos.
Jorge L. de la Paz.
Perdónalos.
Ivanóskar Silén-Acevedo.
Un bosque instantáneo para John Miranda.
Rodolfo García Quiroga.
La parca, enfrente (extractos).
Luisa Futoransky.
Interno 56.
Gustavo Raimondo.
Suspiros del ornitorrinco dormido.
Luis Vásquez Coronel.
El reverso de Edipo.
Rafael Grillo Hernández.
Antología de las fases de la luna.
Marc Sil.
Una mirada en el espejo.
José Miguel Pallarés.

El buzón de la
Tierra de Letras


Una producción de JGJ Binaria
Cagua, estado Aragua, Venezuela
info@letralia.com
Resolución óptima: 800x600
Todos los derechos reservados. ®1996, 1999

Letralia, Tierra de Letras Edición Nº 69
3 de mayo
de 1999
Cagua, Venezuela

Editorial Letralia
Itinerario
Cómo se aprende a escribir
info@letralia.com
La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Artículos y reportajes

Comparte este contenido con tus amigos
La pluma rebelde de Espejo

Michael Vicuña Botto

Llegado de Cajamarca, don Luis Espejo contrajo matrimonio en la ciudad de Quito con la señora María Catalina Aldaz y Larrancair, hija de una esclava a quien libertara y diera su apellido el español Antonio Aldaz. Como producto de este matrimonio nacieron cuatro hijos: María, Eugenio (21 de febrero de 1747), Juan Pablo y María Manuela.

La vida colonial, al nacer Espejo, presenta caracteres de una crisis general. El pueblo, como nunca, se siente estrangulado, agobiado por la gran cantidad de impuestos y exacciones que con voracidad reclaman las arcas reales. Las comunidades religiosas se constituyen, económicamente, en una clase privilegiada, en especial los jesuitas que han acaparado grandes extensiones de tierras a lo largo del territorio de la Real Audiencia. Supremacía que les costó la expulsión de América en el año de 1767. La niñez de Espejo transcurre bajo la severa vigilancia de su padre, quien es administrador y cirujano del hospital de la misericordia, lugar preferido de aquél y donde aprende y pone a prueba el temple singular de su alma. Allí se satura de experiencia humana; allí aprende a amar a la humanidad.

Espejo estudia en la Escuela de los Dominicos, luego ingresa al Colegio de San Fernando, el que tiene una facultad universitaria a cargo de los mismos dominicos. En el año de 1765 termina sus estudios, y el 22 de junio de 1767, al cumplir los veinte años, obtiene el título de doctor en Medicina, juramentándose en el mes de noviembre de 1772. Su primera obra Nuevo Luciano de Quito (al parecer fueron cinco los ejemplares manuscritos) glosa un sermón pronunciado por el cura Sancho de Escobar, y a través de sus dos personajes dialogantes, el doctor Luis Mera, ex jesuita ambateño y el doctor Miguel Murillo y Loma, médico quiteño, Espejo expone el drama de la cultura colonial, lo mismo que censura el plan de estudios de los jesuitas, lleno de un culteranismo y una teología tipo escolástica, de igual modo critica la oratoria cristiana y las costumbres y usos de la época. Al año siguiente (1780) escribe otro libro con el nombre de aquel historiador romano Marco Porcio Catón, el que lo firma con un seudónimo de Moisés Blancardo. En esta obra, Espejo critica con audacia general a su Nuevo Luciano. Ante semejante actitud, sus enemigos, creen que alguien, valiente y talentoso, ha salido por sus fueros. Mientras tanto Espejo se regocija con su obra, puesto que su crítica es minuciosa y detallista, insultante y severa. Claro está que a quien insulta es a sí mismo. El Nuevo Luciano provocó una reacción que se ve luego en las iras del padre Juan Aráuz y Mesías, teólogo de la Universidad de Santo Tomás de Aquino, el que, en una oración fúnebre, llama envidioso a Espejo. Esto enardece y exaspera a Espejo, y es cuando escribe su Ciencia Blancardina para defenderse y para fulminar. Su escenario es Miraflores de Ambato. En el año 1781, en coplas manuscritas, escribe las décimas tituladas Retrato de golilla, que son unos versos en los cuales satiriza despiadadamente al monarca español Carlos III, el autor de la expulsión de los jesuitas, y al que le da el apodo de "rey de barajas". También critica duramente a don José Gálvez, Marqués de la Sonora y Ministro universal de las Indias; en cambio alienta el levantamiento de los indios del Cuzco y a su protagonista Tupac Amaru. Esta obra tuvo cierto sabor afrancesado, ya que Espejo gustaba de la lengua de Voltaire.

Producto de dos plagas epidémicas que soportó Quito, surge en Espejo su admirable libro Reflexiones, donde confirma su saber sobre la medicina. Después de sufrir destierros a Bogotá y grandes persecuciones, regresa a Quito y pone en circulación su periódico llamado Primicias de la Cultura de Quito (1792), el que se editó en la imprenta de don Raimundo Salazar. A grandes rasgos, éste es nuestro Eugenio Espejo, el que corporalmente se apagó un 27 de diciembre de 1795, pero que aún existe en cada uno de los ecuatorianos que luchan por la libertad.


       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras