Concursos literarios
Eventos
Documentos recomendados
Cartelera
Foro de escritores
Ediciones anteriores
Firmas
Postales electrónicas
Cómo publicar en Letralia
Letralia por correo electrónico
Preguntas frecuentes
Cómo contactar con nosotros
Envíenos su opinión
Intercambio de banners


Página principal

Editorial
Conservación de los recuerdos. Un cambio en la ortografía española que nos recordó a Cortázar y a sus cronopios.

Noticias
El buzón de Mario. Acaba de aparecer en España Buzón de tiempo, la más reciente colección de relatos breves de Mario Benedetti.
Banderas será Rubén Darío. Antonio Banderas podría representar al poeta mayor de Nicaragua en la pantalla grande.
García Márquez con cáncer. El premio Nobel de Literatura 1982 se hizo un examen en Los Ángeles y el resultado no fue muy halagador.
Castellano en Brasil. Los estudiantes brasileños de secundaria estudiarán el castellano como segunda lengua.
Teatro venezolano se proyecta. Los grupos de teatro de Venezuela tienen hasta mediados de octubre para postular sus proyectos a festivales y congresos internacionales.

Paso de río
Brevísimos y rápidos del río que atraviesa la Tierra de Letras.

Literatura en Internet
Inlibris. La editorial Badosa EP acaba de poner en marcha un prometedor buscador literario en inglés, catalán y castellano.

Artículos y reportajes
Amores y desamores, libido y conciencia. ¿Libido y conciencia proceden de idénticas raíces? En su conocido estilo evocador, el español Octavio Santana Suárez se pasea alrededor de esta pregunta.

Sala de ensayo
Narrativa colombiana y mexicana de finales del siglo XIX. La investigadora colombiana Nubia Amparo Ortiz Guerrero establece algunos puntos de trabajo en torno a ambas narrativas.
Agua que da trabajo mirarla. La escritora dominicana Ángela Hernández Núñez pinta un elaborado paisaje de la rica poesía de su país.
En torno a Cayo Valerio Cátulo. El escritor colombiano Manuel Iván Urbina Santafé esboza las características de la poesía de Cátulo desde su visión del amor.

Letras de la
Tierra de Letras

Camiones
Mario César Cámara
El infinito y el cero
Horacio Otegui
Para no cambiar príncipes por leñadores
Carlos Briones
La sed de los cadáveres
Armando González Torres
Dos cuentos
Liza Rosas-Bustos
Poemas
Daniel Di Trana
De guagua en guagua
Wilkins Román Samot
Poemas
Manuel González Navarrete
La Trini
Santiago Charro del Castillo
Amor estúpido... y feliz
Jorge Luis Bustamante Rodríguez

El buzón de la
Tierra de Letras

El regreso del caracol Actual, dirigida por Eduardo Zuleta y coordinada por Lubio Cardozo


Una producción de JGJ Binaria
Cagua, estado Aragua, Venezuela
info@letralia.com
Resolución óptima: 800x600
Todos los derechos reservados. ®1996, 1999

Letralia, Tierra de Letras Edición Nº 78
20 de septiembre
de 1999
Cagua, Venezuela

Editorial Letralia
Itinerario
Cómo se aprende a escribir
info@letralia.com
La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Letras de la Tierra de Letras

Comparte este contenido con tus amigos
La sed de los cadáveres

Armando González Torres

    (Nota del editor: los siguientes poemas del escritor mexicano Armando González Torres pertenecen a su poemario La sed de los cadáveres, de 1999).

Lastimosa lascivia hace frágil el linaje
que arrastra indelebles máculas pues el patriarca
para estuprar enarbolaba un lábaro falaz:
cebaba a su víctima con pervertidos néctares
fingíase efigie desvalida o apacible forma,
volvíase tal vez hombre bestial o bestia mansa
que inducía a su propia, muelle y dulce descendencia
y en cópula infeliz decretaba el cruel destino
de una estirpe inaudita por delirios agobiada.


Esmirriados montajes de concreto,
impudicia de abyectos materiales,
mezcla pánica de gestos y lenguas,
carroñas con su pena, pesadumbre
acechando las sucias construcciones
donde surgen eléctricas bellezas.
Las calles de colores carcomidos,
el aire con sus númenes zumbones
la marca testaruda del insecto,
el vaho, la emanación de la comida,
el menstrual aroma de las hijas
hacinadas en muros tan estrechos.
Ciertos viejos dormitan en hamacas;
los guerreros reposan taciturnos
evocan el combate pernicioso,
liza cruel que precediera la ruina;
las bestias yacen en el arenal
alzan polvo con su resuello inquieto.
(Yo pude haber ganado la indulgencia;
redimir quizá mi depuesta estirpe
en tan poblados y dolientes lares;
pero mácula infame y rutinaria
ocupaba mi testa y condenábame
a la desmemoria, al guiño estéril).


Hijos de la fornicación indigna
engendros de estupro y de insanía
sin duda reconoces su figura
se deslizan por calles subrepticias
acaparan comidas nutritivas
desperdigan patéticas sonrisas
pronuncian frases mansas pero infames
dícense consecuencia del declive
del siglo y sus frágiles criaturas,
recitan salmos para el perdón
ejercitan retóricas piadosas
para aliviar la seña del origen
mas no esperes repriman la blasfemia
si la lluvia mancha sus pobres ropas
o si la húmeda hez que anega arrabales
se impregna en sus zapatos desgastados


Torvas tardes aguardan de fatiga,
un atroz e inexplicable suplicio
nos asedia, un perjuicio sorprendente
acecha las espaldas, sobresalta
nuestras almas agrietadas, derrama
suciedad en los cabellos macilentos.
Asombro, vilipendio, éxtasis no.
Diríase que es producto de anatema
o frase impía vertida en arrebato
el viento hinchado sobre nuestros ojos
la lluvia de ceniza, la sequía
la ausencia de los dones y el acopio
de jornadas indolentes, de días
insepultos y caminatas sórdidas
por los infaustos barrios de la infancia:
(han marcado mi rostro los verdugos
yo he vencido en virtud de la renuncia
vestigios numerosos de mi sangre
amagan territorios enemigos).


Por la delicada red del misterio
por el sutil círculo aleatorio
que gobierna los instantes sublimes
que preside la fe, el deseo y la lágrima
por ese azar fiero o compasivo
fuimos siervos del signo sometido
inquirimos remotos alfabetos
que envilecían la lengua de la tribu
probamos con retóricas espurias
que enfermaban de labia la garganta.
Esos años de fuego convulsivo
esas tardes de ansia y paradoja
conocimos la sed de los cadáveres
y bebimos el líquido piadoso.


       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras