Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

El tiempo y el instante

martes 27 de febrero de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!
El tiempo y el instante, por Alejandro Bovino Maciel
¿Qué es un instante? Es un mero eslabón suelto de la vieja cadena del tiempo que iba del pasado al futuro. Pero el eslabón suelto no tiene ningún compromiso pretérito ni futuro.

Además del cuarzo, el siglo XX trajo la aceleración casi maníaca de la vida humana. El siglo XXI parece ir dejando atrás el velocímetro a cambio de lo que el filósofo Byung-Chul Han llamó disincronía en su libro El aroma del tiempo. Tenemos enfrente una dispersión del tiempo (disincronía) que consiguió que éste perdiera su carácter ordenador de la vida y las actividades. Trataré de consentir una especie de resumen de la tesis del señor Chul, si el tiempo me lo permite.

En este tercer milenio ya no hay rumbo ni sentido. Todo se ha vuelto fugaz y efímero, como un videoclip, porque la idea de realidad implotó y sus esquirlas se dispersaron. Nada, además, sobrevive a esa muerte que se ha vuelto exclusivamente física y anatómica. El sueño del espíritu fue eclipsado por la contundencia de la materia; al ignorar lo teleológico de la vida e ignorar igualmente su origen, se anularon ambos extremos. Al aniquilar el pasado y la meta final, se clausuró todo sentido.

No sabemos de dónde venimos, y mucho menos adónde nos vamos. Estamos tal como están aquellos refugiados políticos que ignoran qué destino les asignarán voluntades extrañas a ellos mismos.

Fuera de las conjeturas biológicas, el ser humano se ve frente a sí mismo y los demás más desvalido y desnudo que nunca antes. Es como si de nuevo Copérnico, desde un pueblito perdido en las landas polacas, nos advirtiese que el planeta no es el centro de nada, y que rueda como un cascote, con nosotros encima, sin rumbo en un vacío totalmente desconocido.

La muerte viene sigilosa como un ladrón y se va victoriosa siempre.

La muerte viene sigilosa como un ladrón y se va victoriosa siempre, como un señor feudal que nos exige lo único que tenemos. Nada podemos oponerle más que la medicina, que siempre es un arreglo provisorio. La muerte ganará la batalla, siempre.

Al cantar sin júbilo las exequias de Dios, Nietzsche cortó la línea del tiempo que había tendido san Agustín al otorgarle un sentido a la historia humana, desde el pasado pagano hacia el futuro perfecto de la Ciudad de Dios. Ese era el curso del tiempo predestinado en el plan divino según el doctor de Hipona. Sin la meta final, sin ese Dios judeocristiano que fue asesinado por el señor Nietzsche en 1882 (La gaya ciencia), el progreso de la historia carecía por completo de sentido. Sólo quedaba el pasado convertido en una abrumadora carga, un lastre que había que arrojar por la borda si no queríamos naufragar en el océano del tiempo.

De esta manera, la noción de tiempo quedó vacante. La tecnología del siglo XX ayudó a fomentar esta anarquía inicial reemplazando la noción de tiempo por la de instante, que nada prometía. ¿Qué es un instante? Es un mero eslabón suelto de la vieja cadena del tiempo que iba del pasado al futuro. Pero el eslabón suelto no tiene ningún compromiso pretérito ni futuro, no configura un sentido ni apunta a una dirección, carece de significado.

Kant ya advertía que, sin el marco adecuado de tiempo, las percepciones instantáneas, sueltas, se vuelven una especie de carrera viciada hacia ningún sitio. No hay un antes y un después, no hay historia ni argumento posible, el relato histórico se descompagina. Ante ese flujo continuo de sensaciones cambiantes, la conciencia queda indefensa, no puede comprender aquel caos. Sin estar dotado de sentido, cada instante cae pesadamente en el mismo vacío del que provino, sin dejar otro recuerdo que una vaga comitiva de emociones y sentimientos confusos.

(del libro Los sueños de la eternidad; Ediciones De la Paz, Argentina, 2023)

Alejandro Bovino Maciel
Últimas entradas de Alejandro Bovino Maciel (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio