Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

Emma Jeannette Rodríguez:
“Soy una escritora de camino, una outsider de ardor y alternativas”

domingo 9 de julio de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Emma Jeannette Rodríguez
Emma Jeannette Rodríguez: “Cada poeta de mi generación tiene una historia que contar, una pasión indeleble en su lápiz y tinta”.

Emma Jeannette Rodríguez (Ponce, Puerto Rico, 1974) es artesana, escritora, psicóloga, docente e investigadora. Estudió su Bachillerato en Ciencias en la Pontificia Universidad Católica de Ponce, entidad universitaria en la que completó su maestría y doctorado en Psicología Clínica. Tiene en su haber los destacados poemarios Soles mojados de una niña azul (2009), Murciélagos de vidrio (2011) y La máscara del pájaro nocturno (2011). Parte de su trabajo creativo forma parte de la antología Erótika, lujuria poética iberoamericana (2012). En 2011 fue escritora invitada en la XIV Feria del Libro en Santo Domingo y en 2012 formó parte del Encuentro de Poetas de la Ciudad a la Montaña. Parte de su obra poética ha sido publicada en las revistas Identidad y Letras Salvajes. Su obra ha sido comentada, entre otros medios digitales, en Ciudad de las Amapolas, Diálogo, Fantasmagorías de Genérika, Listín Diario, Poetas del Siglo XXI y El Post Antillano. Ella ha contestado nuestras preguntas. Todas sus respuestas son para ser compartidas con todos vosotros.

 


 

—Hace algún tiempo publicó usted El truco de la loca (2013). ¿De qué trata este poemario y cómo recorre usted entre la literatura y la realidad o no ficción? ¿Cómo surgió la oportunidad de trabajarlo?

El truco de la loca nace de la fertilidad de un deseo de plasmar el dolor emocional en varias vertientes, romper con una realidad psicológica del ser, que nos confronta a un nuevo mundo alucinante de imágenes y símbolos. Es un poemario vivo porque se nutre también de mis experiencias, de mis percepciones y vivencias como doctora en Psicología Clínica. He participado de muchos “mundos del dolor” y eso aumenta mi lenguaje a una poesía viva sin tapujos. A mí en lo personal me gusta transgredir, actuar en contra de la norma o costumbre literaria. Por otro lado, me gusta jugar a los contrastes del lenguaje del ser y de la existencia de la vida misma. Este hijo literario fue un reto de transcendencia como escritora y de amor personal. Su nacimiento se lo debo al editor y poeta Carlos Roberto Gómez Beras y a su editorial Isla Negra. Fue un equipo de trabajo excelente que creyó en mi talento y apoyó la dirección de este hermoso proyecto. Siempre le agradeceré la alegría y el sentir de colaboración hacia mis letras.

No creo en los relojes, sino en la pasión responsable del hacer.

—¿Qué relación tiene El truco de la loca con su trabajo creativo anterior y hoy?

El truco de la loca es un hilo conector entre el antes y el después. Es esa magia que une los encuentros de la experiencia y del crecimiento. Es el punto de partida para crear, transformar y vivir mi presente. Soy una escritora de camino, una outsider de ardor y alternativas. Mi trabajo creativo siempre se mueve a cualquier dirección en una periferia libre de prejuicios y del tiempo. No creo en los relojes, sino en la pasión responsable del hacer.

—Si compara su crecimiento y madurez como persona y escritora, ¿qué diferencias observa en su trabajo creativo inicial con el de hoy?

—No creo en las comparaciones de las diferencias del antes y el después, simplemente he sido un “todo de ideas” en el camino de las letras. Yo he sido un continuo de movimientos expresivos, simplemente eso. Todo lo que he vivido y he aprendido ha sido necesario al tiempo justo.

—¿Cómo visualiza su trabajo creativo con el de su núcleo generacional de escritores con los que comparte o ha compartido en Puerto Rico y fuera?

—Me visualizo, participo y me integro sin la necesidad de las comparaciones. No me gustan. Sin embargo, admiro a toda aquella persona de mi generación que se expresa a través del poder de sus manos y de la escritura. Amo la gente creativa, amo las culturas y las diferencias integradas. Cada poeta de mi generación tiene una historia que contar, una pasión indeleble en su lápiz y tinta. Y eso lo hace muy especial para cerrar el círculo unitario. He compartido con muchísima gente especial cuyos nombres los tengo guardados en mi corazón. Por otro lado, mi trabajo creativo es uno artesanal que siempre se abre para abrazar a otros. Yo aprendo de mis amigos poetas y merezco seguir aprendiendo.

—¿Cómo concibe la recepción a su trabajo creativo dentro de Puerto Rico, y la de sus pares, bien sean escritores de poesía u otro género?

—Puedo hablar de mí como receptora de mi propio lenguaje. Esa siempre es y será la prioridad de mi trabajo creativo. Recibir ideas, misas, colores, calles y puentes. Recibir amor, conexión y toda una vida entera. Me encanta recibir a través de la observación y las buenas sonrisas. Soy una ermitaña de mi propia soledad creativa. La gente, mis pares, ellos a lo mejor te pueden contar mil historias amarradas a mis letras. ¡Ellos tendrán sus propias conclusiones y a mí me encanta!

—Sé que es usted de Ponce, Puerto Rico. ¿Se considera una autora puertorriqueña o no? O, más bien, una autora de literatura, sea ésta puertorriqueña o no. ¿Por qué? José Luis González se sentía ser un universitario mexicano. ¿Cómo se siente usted?

—Yo me siento como una mujer de cultura viva puertorriqueña amada y honrada por su tierra y por el mar atada a una fertilidad de letras y poesía. Creo que es un poco complicado, no sé si me entendiste. ¡Ja!

—¿Cómo integra su identidad étnica y de género y su ideología política con o en su trabajo creativo?

—Creo en el empoderamiento femenino creativo. Como parte de este proyecto nació mi libro de literatura femenina Hijas del árbol. Este libro se mece en un descubrir natural de las mujeres en su proceso de sanación y transformación. Es un hermoso encuentro de identidad amada y aceptación.

—¿Cómo se integra su trabajo creativo a su experiencia de vida? ¿Cómo integra esas experiencias de vida en su propio quehacer de escritora hoy?

Amo la integración como escritora y siempre me observo como un todo.

—Soy mi propio modelaje. Mis pacientes lo saben. Toda técnica orientada a ellos es aplicada primero a mi persona. Soy leal y transparente con mi trabajo profesional y creativo. Responsable y exigente con mi acción y movimiento. Amo la integración como escritora y siempre me observo como un todo que se encuentra en cada momento descubriéndose. Y me gusta y amo el impacto amoroso que pueda causar a mi gente y a mi ambiente. Cuido mucho mi energía y mi ser para que se traslade y se quede en la presencia de otros.

—¿Qué diferencia observa, al transcurrir del tiempo, con la recepción del público a su trabajo creativo y a la temática del mismo? ¿Cómo ha variado?

—Sólo camino observando. No pienso mucho en el impacto de las diferencias sino en vivir las diferencias y asumirlas como parte de mi vida. Las variantes, eso depende de cada momento, de cada hora, de cada ánimo, de cada deseo, en fin de muchas cosas.

—¿Qué otros proyectos creativos tiene usted recientes y pendientes?

—Bueno, como mujer pulpo tengo varios en la cocina de mis talentos. Los enumero:

  1. Trabajo un libro de cocina creativa titulado El jardín de los tomates, para fomentar la alimentación consciente y su impacto en las emociones.
  2. Trabajo un manual o libro para mujeres con endometriosis y problemas de infertilidad bilógica.
  3. Trabajo con mi plataforma profesional-academia de talleres online. El primer taller se titula “Transforma tus miedos en arte y productividad”.
  4. Trabajo con mi libro sobre mi modelo de terapias en Puerto Rico, el psicoarte.
  5. Invención de mis nuevos diseños de artesanías junto a mi amado esposo Alberto.
Wilkins Román Samot

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio