XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

La patria de los suicidas, de Pascual Martínez

miércoles 14 de diciembre de 2022
¡Comparte esto en tus redes sociales!
“La patria de los suicidas”, de Pascual Martínez
La patria de los suicidas, de Pascual Martínez (Siruela, 2021). Disponible en Amazon

La patria de los suicidas
Pascual Martínez
Novela
Ediciones Siruela
Madrid (España), 2021
ISBN: 978-8418708220
336 páginas

Primera novela negra de Pascual Martínez (Logroño, 1973), diplomado en Educación Física y funcionario interino en la Comunidad Autónoma de La Rioja, La patria de los suicidas fue finalista del premio Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón. Eficacia narrativa puesta al servicio de una trama policial clásica que hunde sus raíces en el agro andaluz, en Iznájar, Córdoba, entre olivares, y habla de unos suicidios que no son lo que parecen.

Un sargento de la Guardia Civil, recién llegado al puesto, Ernesto Pitana, será el encargado de resolver el misterio que hay tras esa proliferación de ahorcados, que triplica la tasa de suicidios del resto de España, y en su tarea detectivesca le ayudarán el cabo Montero y la psicóloga Lara Campos. Una vieja fotografía descubierta por la viuda de uno de los difuntos arrojará luz sobre todas esas misteriosas muertes que están relacionadas y tienen su origen en el pasado.

Lo mejor de la novela es su ambientación, cómo Pascual Martínez consigue meter al lector en ese secarral cordobés en donde el sol seca hasta las ideas, una prosa eficaz de frase corta que se alterna con diálogos bien armados, y el dibujo de sus personajes, tanto principales como secundarios.

Llama la atención la coincidencia temática (los abusos infantiles) de La patria de los suicidas con otras dos novelas publicadas este mismo año: El retorno de José Vaccaro Ruiz y Hombres malos de Luis Aleixandre Giménez. Hay frases realmente brillantes —Expulsó el humo como si quisiera escupir un pulmón—, erotismo bien resuelto —Sus cuerpos se acoplaron y el sudor empezó a perlarlos y a derramarse como escarcha en un viñedo—, figuras muy expresivas —El sargento se sintió como un koala sin eucalipto al que agarrarse—, pero la trama hace aguas y el desenlace es muy poco creíble y es una lástima después de las expectativas creadas.

José Luis Muñoz
Últimas entradas de José Luis Muñoz (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio