XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

¿Qué son los dinosaurios?

jueves 10 de septiembre de 2020
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Diario UltraNational, 1842

El científico Sir Richard Owen ha conmocionado a la comunidad académica luego de clasificar a tres enormes fósiles dentro de un grupo al que denominó Dinosauria. Los efectos de este suceso ya han hecho eco en distintos sectores de la sociedad. Por ejemplo, el profesor August Clark, doctor en filosofía, especuló al respecto: El que se haya descubierto una nueva agrupación de seres nos abre infinitas posibilidades en el campo de la búsqueda filosófica. Ante estos fósiles, que según entiendo corresponden a criaturas monstruosas, uno no puede sino preguntarse: ¿cuánto tiempo tendrá la humanidad antes de convertirse en sólo un conjunto de huesos? ¿Cuál será nuestro legado? ¿Nuestra propia biología representada en los huesos o la creación que la mente ha llevado a cabo sobre este mundo? Y obvio, ¿qué o quiénes eran los dinosaurios? ¿Qué podemos aprender de ellos?

 

Hoy, cuando salgan de esta sala, quiero que observen el horizonte y se imaginen reptiles enormes pisando la tierra.

Revista Holy Science, 1873

La llamada Guerra de los huesos, que tiene como protagonistas a los científicos Edgard Drinker Cope y Othniel Charles Marsh, por ver quién encuentra más fósiles de dinosaurios, ha alcanzado ribetes insospechados luego que ocurriese un terrible accidente. En éste, un trabajador resultó con graves quemaduras después de colocar explosivos en una cantera, con la finalidad de extraer fósiles. Lo llamativo es que no sólo resultó dañado el hombre sino que también los mismos fósiles, que se pulverizaron luego de la explosión. Cabe volver a traer al debate una pregunta que hace años se hicieron algunos académicos: ¿qué son los dinosaurios? ¿Qué tienen que han motivado esta lucha entre dos connotados ciudadanos? ¿Será que motivan algo en nuestra imaginación? ¿Será que nos permiten volver a ser niños y jugar a encontrar tesoros perdidos? ¿Son los dinosaurios la prueba de que los monstruos de nuestras fantasías sí existieron?

 

Cátedra del doctor Orwell en un colegio, 1895

Cuando era niño, miraba hacia el horizonte y me imaginaba que alguna vez hubo gigantes que hollaron este planeta. Los veía ir de un lado a otro, levantando piedras y formaciones rocosas en busca de alimento. Ustedes saben que en los últimos años el descubrimiento de los llamados dinosaurios ha despertado nuestra curiosidad, sobre todo la de ustedes, gente joven, por conocer a estos seres gigantes. Hoy, cuando salgan de esta sala, quiero que observen el horizonte y se imaginen reptiles enormes pisando la tierra. Quiero que imaginen sus gritos, que los vean corriendo o dando saltos, porque a diferencia de los gigantes de mi imaginación infantil, estos otros gigantes sí existieron. ¿Quiénes fueron los dinosaurios? Hasta ahora no lo tenemos muy claro en términos científicos, pero en términos de la imaginación, sí sabemos qué son: el combustible necesario para permitirnos dotar a la Tierra de interés.

 

Periódico Sedán, 1944

Gran desazón ha provocado en la comunidad científica el ataque aéreo contra el Deutsches Museum en Alemania, durante enfrentamientos de la guerra. Una de las piezas más lamentadas ha sido el fósil de un fémur del Spinosaurus. Esta monstruosa criatura pudo llegar a medir unos 16 metros de largo, o sea que superaba con creces al Tiranosaurio Rex de 14 metros. Personal del museo, arriesgando su vida, intentó encontrar restos de Spinosaurus pero hasta el momento todo ha sido en vano. James Sinclaton, conservador del museo, dijo a nuestro medio: Con la desaparición de este fósil se han ido muchas preguntas que hubiese sido de gran ayuda responder: ¿era el Spinosaurus un buen nadador? ¿Cuál era la real fuerza de sus músculos? ¿Cómo era su reproducción?, ¿ovípara o vivípara? Pero ya no hay nada que hacer. Quizás ya todo dé lo mismo. Al menos, para mí, la desaparición del Spinosaurus y lo sucedido con el museo, definitivamente me han convencido de que el mundo se convertirá en un vertedero de huesos

 

Programa radial Flores Fraternas, 1968

—En el programa de hoy, queridos radioescuchas, tenemos invitados a unos jóvenes estudiantes de ciencias que tienen una teoría bastante interesante con respecto a las criaturas que poblaron nuestro planeta años atrás. Con ustedes, Pierre y Lucy. El micrófono es todo suyo, pueden explayarse.

—Hola, gente, amor fraterno, soy Lucy. Creemos que los animales extintos fueron protectores de la vitalidad maestra; o sea, del ecosistema terrestre.

—Hola, bendiciones, yo soy Pierre. Como mi compañera dice, las criaturas del pasado fueron elementales cuya tarea era lograr el equilibrio de los hábitats del mundo. Por esa razón creemos que los dinosaurios han acaparado la atención desde nuestra infancia. Hay algo en nuestro inconsciente, en nuestro yo real, que apunta hacia ese pasado, que reconoce que estos seres eran los guardianes de la Tierra.

Para Pierre y para mí, los dinosaurios son maestros biológicos de luz. Seres que nos ayudan a mirar dentro de nosotros.

—Interesante perspectiva la de ustedes. Para que nuestra audiencia se haga una idea de cuán en serio se toman Pierre y Lucy estas ideas, les comento que ambos llevan en sus gargantas colgantes con pequeños fósiles. ¿Es eso, no?

—Sí, hermano, son extractos de dinosaurios. Los llevamos para atraer el equilibrio y que las ondas cósmicas del planeta vibren en armonía junto a nuestro cuerpo.

—Sí, los dinosaurios son ejemplo del equilibrio armónico.

—Además son pequeños trozos de un espinosaurio cuyo fósil durante la Segunda Guerra fue hecho pedazos. ¡No a la guerra!

—Para redondear, si yo les pregunto qué son los dinosaurios para ustedes, en su vida personal, ¿qué contestarían?

—Para Pierre y para mí, los dinosaurios son maestros biológicos de luz. Seres que nos ayudan a mirar dentro de nosotros, a encontrar nuevas perspectivas de humanidad. ¡Los dinosaurios son los existencialistas de la prehistoria!

 

Entrevista publicada en una revista de tendencias sociales al paleontólogo Cliff Burns, ayudante de Robert Bakker, 1977

—Usted, como paleontólogo, ¿cómo describiría la importancia de los dinosaurios para la historia de la humanidad?

—Bueno, estas criaturas son la clave para barrer con teorías anquilosadas a un pasado oscurantista. Son el ejemplo definitivo de cómo opera la evolución en cuanto a la selección natural de especies.

—¿Ejemplo definitivo?

—Así es. Junto al profesor Bakker estamos convencidos, gracias al estudio llevado a cabo en fósiles del Deinonychus, que hubo un grupo de estas criaturas que dio paso a las aves. Créame, hubo dinosaurios con plumas.

—Eso es bastante polémico. Si fuese así, la imagen que tenemos de estos seres se vería sustancialmente transformada. ¿Qué sucede con las películas de King Kong, los libros de Conan Doyle o los cómics? ¿Acaso llevamos años siendo engañados por artistas y directores de cine?

—Ese es un punto muy crucial. Quizás se escapa de lo que nos convoca. Yo soy un hombre de ciencias, mi especialidad son los fósiles, los minerales y la biología, pero quiero llamar la atención en una cuestión muy humana: los dinosaurios son un ejemplo de que nada es estático, toda idea preconcebida, e incluso probada, en algún momento o puede venirse abajo o puede verse complementada por otra de tal forma que opaque su sentido primigenio.

—¿Y eso también puede pasar con la teoría de la evolución en algún momento?

—Es que llamar teoría a la evolución es un eufemismo, la evolución es un hecho…

—¿Pero podría pasar?

—Sí… Podría pasar…

 

Foro debate en un programa televisivo acerca de una construcción en plena cantera con fósiles de dinosaurios, 1985

—Señor Abrams, no sé si le ha quedado claro pero si su empresa realiza perforaciones en dicha cantera, no sólo barrerá con todo un material exquisito para nosotros los paleontólogos sino que también borrará de la faz de la Tierra un mundo de respuestas a tantas preguntas sobre el pasado del planeta.

—Mira, Carlos, tu punto de vista acerca de esta problemática no está ajeno a nosotros. Créeme. En nuestra organización hay trabajando sociólogos, antropólogos e incluso asistentes sociales. Todos ellos han hecho informes llamando la atención sobre el asunto de estos huesos de dinosaurios…

—Fósiles…

—Ya, sí, fósiles. El tema es que nuestros académicos también han puesto énfasis en el impacto beneficioso que significaría para los pueblos aledaños nuestro proyecto. Por un lado crearemos empleos y sacaremos de la pobreza a decenas de familias. ¿Comprendes? Entregaremos dignidad. Por otro lado, sentaremos las bases del desarrollo y el progreso. Somos un trampolín para el sueño de una vida mejor para muchas personas. Tú, Carlos, debes mirar también hacia el futuro.

—¿Qué futuro puede construirse si alguien no es consciente de su pasado tanto personal como del sitio donde habita?

—Carlos. La gente no come huesos… Perdón, fósiles. La gente pide trabajo, progreso y desarrollo. Eso, para mí, es el real significado del concepto de evolución.

 

Según testigos que les conocen, los hombres habrían discutido por un fósil de dinosaurio hallado hacía nueve años.

Reportaje sobre el “revival” de los dinosaurios, 1993

Los vemos en álbumes, en tarjetas coleccionables, en juguetes y figuritas, en películas como Jurassic Park, en series televisivas y ocupando gran parte del imaginario colectivo. La verdad es que los dinosaurios han dejado de estar extintos y han vuelto a la vida de una forma muy particular. Los paleontólogos han salido de los museos y ahora los vemos en programas de televisión analizando cada dinosaurio aparecido en Jurassic Park. Incluso Sábados Gigantes tiene a su “niño experto” en estos reptiles. Esto representa el auge que han vuelto a tener estos animales. Sin embargo, resulta también curioso el que muy pocos se hagan la pregunta: ¿qué eran los dinosaurios? Tanto niños como adultos han confundido el nombre y llaman dinosaurio a cualquier fósil que se encuentre. Asimismo, no es raro encontrar en libros o “sitios especializados” criaturas como dimetrodon, pterodáctilus o plesiosaurus dentro del grupo de los dinosaurios, cuando en realidad éstos jamás lo fueron. ¡O incluso, como es el caso del dimetrodon, jamás coexistieron en la misma época! Así, el revival de los dinosaurios es extraño. Muchos álbumes, muchas películas, mucha televisión pero nadie sabe a ciencia cierta qué eran los dinosaurios.

 

Diario El Panópticus, 2008

Sorpresa ha provocado una confusa situación que envolvió a dos académicos especialistas en biología. Ambos fueron encontrados inconscientes luego de enfrascarse en una riña en el laboratorio donde trabajaban. Según testigos que les conocen, los hombres habrían discutido por un fósil de dinosaurio hallado hacía nueve años pero que recién ahora sería bautizado con una denominación. Cada uno se arrogaba para sí el honor de que dicho fósil llevase su nombre. La disputa subió de tono hasta convertirse en un mar de golpes. Pero lo más curioso fue lo que vino después que los hombres fueran llevados al hospital: el fósil de dinosaurio cayó al suelo, quedando expuesto sin sus materiales especiales que le protegían, lo que hizo que se desquebrajara. Por increíble que parezca, a nadie en la universidad pareció importarle esta situación.

 

Canal de YouTube Conspiraciones reptilianas, 2018

Amigos y amigas de Internet, ha llegado hasta mí información muy valiosa que me ha hecho replantearme la historia del universo, del planeta y de la humanidad. ¿Qué pasa si les digo que los dinosaurios jamás existieron? Sí, créanlo. Es muy probable que sólo se haya tratado de un gran cúmulo de mentiras para mantenernos dormidos. Piensen: ¿por qué siempre los descubrimientos de dinosaurios se dan en ciertos lugares y no en otros? ¿Y cuáles son esos “ciertos lugares”? Siempre son sitios de grandes potencias. ¿Por qué nos habrán mentido? ¿Cuál habrá sido su plan maquiavélico para mantenernos desinformados y crédulos? La pregunta antiquísima de qué eran los dinosaurios deberá ser reemplazada por: ¿quiénes están detrás de esta mentira?

 

Publicidad holográfica, 2030

Ya puedes adquirir el nuevo libro para colorear Mis amigos los dinosaurios, ven a nuestras librerías ubicadas en pleno centro comercial. ¡Apúrate, antes que se extingan!

Rodrigo Torres Quezada
Últimas entradas de Rodrigo Torres Quezada (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio