Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Tres poemas de David Cortés Cabán

lunes 23 de diciembre de 2019
¡Compártelo en tus redes!

Problema de perspectiva

¿Entonces este poema es un desorden?, le pregunté al poeta mayor.
Cierto, explicó: “la máquina de coser debe ir en la esquina
y el pavo real debe estar en el centro”.
Sentí que existía un problema de perspectivas.
Había pensado que el pavo real estuviera en la esquina
y la máquina de coser en el centro.

La perspectiva no lo es todo, pensé
además la máquina de escribir está debajo de la mesa
y debería estar sobre la mesa donde he puesto
la máquina de coser.
Es posible que el poeta mayor
haya confundido la máquina de coser
con la de escribir y el pavo real quedara al fondo
detrás de la mesa.
“De ningún modo”, advirtió el poeta mayor: “cada elemento
debe ir en su sitio para que el espacio y la máquina de escribir
puedan divisarse sin interferencias”.
“Comprendo”, dijo el poeta menor:
“pero dónde colocamos el pavo real”.

 

Historia universal

Esto es más o menos lo que dijo el profesor:
“comenzamos con la historia de Europa
y si sobra tiempo haremos un viaje por Las Antillas”.
“No lo dijo exactamente así,
creo que estaba bromeando”, dijo Williams
Hablaba de modo figurado
el Nuevo Mundo está aún por descubrirse
Creo que piensa que somos invisibles
Tenemos muchos defectos pero hay recursos
“Hay también mucha competencia”, dije
“Además hemos construido nuevas ciudades
sobre los cementerios
Los que murieron regresarán un día a buscar
lo que es suyo”
“¿Entonces dejaremos de caminar sobre cementerios?”,
preguntó Williams
No estoy tan seguro, el profesor tampoco está tan seguro,
dice que nuestra historia es muy pobre
Toda la clase fue sobre los espartanos y los atenienses
Definitivamente eran grandes guerreros
También los taínos fueron grandes guerreros
“¿Crees que los indios regresen a reclamar lo suyo?”
“Es posible, el mundo está lleno de sorpresas”, contesté
El profesor no se ha enterado de que otro profesor lo ha engañado
“Es cosa de la historia, es la magia del pasado”, dijo Williams
“Anoche estuve soñando que los espartanos
nos perseguían por estas calles”,
Debe ser una premonición
He tenido el mismo sueño pero no logro interpretarlo,
Creo que debemos despertar para ver qué ocurre.

 

La mala fortuna

La mala fortuna me sorprendió en la calle
110 y Lexington Avenue
fue el último día de verano del 1969
al vendedor de naranjas se le ocurrió
que yo cargaba con la mala fortuna
“Debes tomarlo en serio”, me dijo
mirando la naranja que alargaba a mi mano
es una “china” le dije
“Es lo que piensas pero su color debe confundirte
además no eres de Manhattan
y cambias el nombre de todo lo que ves”
Solo veo gente que corre al trabajo
“Es la mala fortuna”, dijo
“Si pudieras mirar la vida de otro modo
otro cielo brillaría sobre tu cabeza”.
Entonces, ¿existe un remedio?
“¿Qué pasa por tu mente”, preguntó
Ahora mismo veo un río
un caballo de carga
y un camino por donde nadie pasa salvo el crepúsculo1
“Has comenzado bien”, dijo
“Y luego, ¿qué ves?”
Veo gente entrando y saliendo de un avión
y calles cubiertas de nieve
No sé de qué hablan
alguien dice que somos extranjeros
Ves, dijo el vendedor de naranjas
eso es lo que llamo “la mala fortuna”.

David Cortés Cabán
Últimas entradas de David Cortés Cabán (ver todo)

Notas

  1. Batsuo Bashō: Este camino / ya nadie lo recorre / salvo el crepúsculo.