Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Tres poemas de Eduardo Embry

miércoles 8 de enero de 2020
¡Compártelo en tus redes!

Víspera

Estos caballeros, estas damas,
se han levantado
a las cinco de la mañana
para limpiar y pintar la cocina,
para barrer el patio,
para pasar el paño amarillo,
para remover el polvo
de la mesa y de las sillas,
y cuando todo esté limpiecito,
se extenderá el mantel decorado,
se pondrá el servicio en orden,
la cuchara, el tenedor,
el cuchillo y las cucharitas,
los platos extendidos
y todo lo demás que corresponde:
que no falten las flores
encima de la mesa,
las servilletas ni los escarbadientes,
así, bien puesto y en buen orden,
faltando pocos minutos para la media noche,
caballeros, damas y niños invisibles
se sentarán a la mesa,
mirarán, alegres, cantando ho ho,
la llegada del Año Nuevo
en otros países del mundo.

 

Cuando un millón 500 mil sillas y sillones marcharon en círculo por la luna

Atención dijo la mesa
que manden a llamar a las sillas
para atender a la gente toda
que viene marchando
por el camino de la playa;
sí, que vengan pronto
sillas de tres y cuatro patas,
sillas de peluqueros,
sillas de dos ruedas,
que hagan sonar las cacerolas,
ahora que suenan, que el cielo
sea una gran palangana sonora
que todas las sillas se muevan
alrededor de una mesa redonda,
que toda la gente que marcha
sea rey Arturo y su espada
con un solo mensaje clavado en la tierra.

 

Día para celebrar

Hoy se inicia y termina
el verano en el hemisferio Norte,
con cielos despejados,
vientos fenicios
y toda la usura plástica
del azul, amarillo y rojo;
hoy es domingo en el jardín,
no tengo dudas al respecto,
se mueven las lagartijas en el pasto,
cuando aparezco en medio del paisaje
los pájaros dejan de cantar;
me reúno con amigos
en la casa de los amigos
para celebrar en silencio
el modo maravilloso
de cómo las cosas en esta isla
se unen y conversan:
esto es lo que se busca,
que la velocidad del silencio
sea un puente de viento y humo
entre lo que se cree y lo que no se toca,
entre el jardín y el infinito,
entre el canto apagado de los pájaros
y este famoso día
de celebración en el hemisferio Norte.

Eduardo Embry
Últimas entradas de Eduardo Embry (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo