XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Cuatro sonetos de Francisco Cuaresma Borrero

miércoles 11 de marzo de 2020
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Alba contigo

Helado como aura de lucero
confuso imaginé que me quería,
sin dolerme la herida que me abría
la navaja tenaz de sus “te quiero”.

Fragante, como tierra de aguacero
me elevaba cuando languidecía,
y sin verlo mi alma descendía
como presa de un beso traicionero.

Sólo quiero el calor que pueden dar
sus brazos como manto de mi pecho,
sólo como descanso reposar

mecido en los aromas de su lecho.
Sólo quiero por alba al despertar
la golosa blancura de su pecho.

 

Corazón torpe

No ignoro que jamás será tu boca
oasis en mi tórrido desierto.
Tampoco por tus manos fue cubierto
este alocado cuerpo y se desboca.

El amor es un juego en el que toca
ambicionar el propio desconcierto.
Alegre juega el corazón incierto
y en todas sus apuestas se equivoca.

En esa injusta ley del sentimiento,
clamores de amargura desoía
y en tierra movediza hallé cimiento

de un sueño que más tarde sucumbía
en el súbito vaivén de un escarmiento
¡Qué torpe corazón el que me guía!

 

Sin libertad

Quiero sentir el peso de tu pelo
y que me aplaste amor, negra condena
feliz en esa celda de ti llena,
por mi pasión cegada en fuego y cielo.

Perderme quiero en ese negro velo
que en mi sentido llueve y me envenena,
que contra mí conspira y me encadena,
que cuanto más me hiere más lo anhelo.

Rodeadme, mis pilares de lo incierto
y así cercad la diana de su rosa,
que me trague su mar y no halle puerto

donde arribar ficción tan deliciosa.
¡Qué gloria gozaré si no despierto
del sueño de su boca temblorosa!

 

Eres

Eres ronda nocturna en mi ventana,
eres luz en mi triste amanecida,
eres canto, mi alondra adormecida;
eres azul frescor de mi mañana.

Aroma que la rosa al clavel gana,
halcón en su gallarda acometida,
el grito en primavera de la vida,
eres oro de trigo en la besana.

Eres razón oculta en lo que soy,
la concepción de amor que yo tenía,
sendero en el que sé adónde voy,

estrella luminosa, norte y guía,
desprecio del mañana por el hoy,
razón de mis plegarias cada día.

Francisco Cuaresma Borrero
Últimas entradas de Francisco Cuaresma Borrero (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio