Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

El libro de artista y el libro-objeto en la escuela

martes 11 de abril de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!
El libro de artista y el libro-objeto en la escuela
El objetivo del taller era que los alumnos, aun sin tener nociones de arte, comprendieran y experimentaran el proceso de creación de un libro y de una obra de arte.

El libro de artista se podría definir como ese soporte por medio del cual se desarrolla un trabajo estético-visual y en el cual se combinan técnicas diversas con un lenguaje más cerca­no a las artes plásticas que a lo literario. Surgieron a principios de los años sesenta y sus referentes inmediatos fueron los movimientos vanguardistas de la posguerra (dadaísmo, surrealis­mo, futurismo, etc.) que iniciaron una especie de estampida editorial publicando libros y revistas experimentales en las que se jugaba con la imagen, la tipografía y el dibujo para hacer saltar las páginas y convertirlas en inigualables mecanos interactivos. El libro-objeto, por su parte adopta el formato de libro tradicional para transformarse, en algunos casos, en un objeto tridimensional. También ocurre que el artista interviene un libro y le agrega dibujos, collages, dobla sus páginas hasta convertirlo en una escultura. En otras ocasiones el libro tradicional se interviene, se ahueca y se llena de adminículos artísticos como postales, pequeñas esculturas y objetos inconexos con el arte o de variada configuración. En ambos casos los dos modelos mencionados no son libros para ser leídos y contienen una información visual, lo que conduce al lector/espectador a una interpretación y no a la lectura.

Los libros han sido realizados con ilustraciones, collages, dibujos, fotomontajes, a partir de materiales de desecho.

El interés por este tipo de libros inusuales se ha renovado desde que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación se han convertido en extensiones imprescindibles de la existencia cotidiana. Esto me llevó, en combinación con la socióloga Ana María Marín, a desarrollar un conjunto de actividades didácticas a partir de estos libros nada convencionales.

Ajustamos la propuesta para hacerla viable en la escuela minimizando los costos. Se contactó con la Escuela Integral Bolivariana Yocoima, ubicada en Los Olivos, Puerto Ordaz (estado Bolívar, Venezuela). La directora Vicenta Chaparro enseguida permitió realizar los primeros talleres de libros de artista a mediados de 2016 y a principios de 2017. La colaboración del personal docente y la gentileza de todos los trabajadores de la escuela Yocoima ha sido altamente solidaria.

El objetivo del taller era que los alumnos, aun sin tener nociones de arte, comprendieran y experimentaran el proceso de creación de un libro y de una obra de arte. Por otra parte se buscó acercar el libro a los alumnos desde ese ángulo de la creatividad. La finalidad, por lo tanto, es que los alumnos sean capaces de desarrollar todo el proceso de creación que sigue un artista a partir de una idea previa hasta conseguir el resultado definitivo. Los libros han sido realizados con ilustraciones, collages, dibujos, fotomontajes, a partir de materiales de desecho. Los materiales utilizados fueron cartones de cajas (reciclado), revistas viejas y periódicos o folletos impresos, envases desechados de plástico o de vidrio, pega blanca, lápices de colores, tempera y papeles usados, etc.

Este trabajo debe verse más como un incentivo para que los niños den rienda suelta a su creatividad.

La metodología empleada fue activa y participativa, en la que se han combinado teoría y práctica. Se dividió en distintos tramos. En el primero se realiza una breve charla sobre la historia del libro-objeto y el libro de artista; además, se muestran algunos ejemplos. En el segundo se seleccionan los distintos formatos y se explica cómo elaborarlos. Cada alumno hará un libro individual y todo el salón creará un libro colectivo en el cual el docente será la guía importante. En el tercer tramo, corrección del libro de artista más ficha conceptual del libro. El docente trabaja a modo de guía señalando pautas de corrección a medida que ellos exponen sus bocetos de libros. En el cuarto tramo se realizan los correctivos finales del libro elaborado. Se visualizan las obras en función del espacio disponible para la exposición de todos los trabajos en una sala expositiva, ya que los alumnos colaborarán con el montaje final de todos los trabajos. Posteriormente se plasma en un video todo el proceso creativo. El quinto y último tramo se completa con la presentación al público del trabajo realizado, con la participación de todos los alumnos participantes, con lo que se cierra el proceso y converge en una evaluación personal.

La utilización del libro-objeto y del libro de artista permite incorporar un elemento importante como lo es la imaginación y la creatividad al momento de elaborar un objeto interactivo en el que se combina discurso literario y arte pictórico, sin mencionar el diseño, lo cual todo conjugado permite crear una obra de arte que puede funcionar tanto en una biblioteca o en una librería como en un museo o una galería de arte. Otro aspecto es el sentido de juego de los libros elaborados. Este elemento lúdico aporta un acercamiento menos académico al libro.

Este trabajo debe verse más como un incentivo para que los niños den rienda suelta a su creatividad y conducirles hasta concretar las ideas en una obra que dirá más de sus capacidades y potencialidades como un ser creador y hacedor de arte. Y como se sabe el arte siempre está en ese bando del humanismo y la memoria.

 

Carlos Yusti
Últimas entradas de Carlos Yusti (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio