Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Suarez

Inventario de una gaveta
(a propósito del significado de escribir un blog)

• Domingo 30 de septiembre de 2018

Inventario de una gaveta (a propósito del significado de escribir un blog), por Carlos Yusti

Pienso en Carroll y anoto: escribir es estar fuera del espejo. La escritura te lleva, con Alicia o sin ella, a través del espejo. Y esto viene a cuento debido a que mi amigo Richard Montenegro me pidió algunas líneas sobre el aniversario de su blog, sobre los muchos años de batallar para mantenerlo flotando en el mar de la Internet.

Mientras la musa venía, y me abría sus piernas o me mostraba sus pechos, decidí reordenar una gaveta del escritorio.

Escribir un blog es estar metido en el espejo de la escritura, pero de una escritura que salta de sus goznes y se trasmuta en metaliteratura, que hace enlace con otras fuentes, que utiliza la imagen como un discurso autónomo o complemento del texto; en suma, de una escritura en donde todo está de revés.

A veces uno se sienta frente a la computadora para escribir y nada. Mientras la musa venía, y me abría sus piernas o me mostraba sus pechos, decidí reordenar una gaveta del escritorio y demorarme así antes de sentarme a teclear.

Luego se me ocurrió este inventario de la gaveta y el blog, o sea.

* * *

Una bolsita azul de plástico. Contiene el pasaporte de mi esposa y el mío.
Un blog tiene algo de bolsa en la cual vas metiendo todas esas cosas de interés.

Libreta de banco.
Un blog por lo general es gratis.

Mi maltrecha partida de nacimiento en papel sellado. Está unida con cinta transparente. Con marcador azul está escrito: Carlos Alfredo Yusti. P.J580 T12-a65.
Un blog debe tener una fecha de inicio, ergo debe cumplir años.

Dos reglas plásticas de diez centímetros y una regla flexible de treinta centímetros.
En un blog debe haber sólo una regla: la buena escritura.

Dos cámaras fotográficas: una Canon de Rollo y otra HP digital.
El blog es mejor que un selfie. Hace imágenes con las palabras.

Dos memorias de Mac de 250 megas.
El blog es la memoria personal de quien lo escribe o colabora en él.

Dos cargadores de baterías recargables.
Un blog debe recargarse cada día con nuevo material.

Un pedazo de lija gruesa.
Lijar las palabras para encontrarles su belleza especial.

Una calculadora Casio de bolsillo sin batería.
Calcular bien qué se escribe en el blog.

Dos libretas de direcciones y anotaciones varias.
Un blog puede ser eso: una libreta de anotaciones varias.

Un anillo de plástico de Batman color rojo (con su estuche también en rojo), que fue el anillo que le regalé a mi esposa cuando nos casamos (matrimonio civil).
Casarse con las palabras es una buena manera de hacer literatura.

Un estuche con cinco plumas fuentes finas.
Entintarse de bytes para hacer un blog.

Un destapador peruano de bronce (pequeño).
Destapar a través de la escritura en el blog la cloaca de la existencia.

Un guante de terciopelo para limpiar zapatos de un hotel.
Para escribir un blog mejor son los guantes de boxeo.

Fragmentos de billetes con la efigie de Negro Primero y Guaicaipuro.
Un blog es un compendio de fragmentos, de trozos de escrituras organizadas desde la pasión.

Lo que contiene la gaveta son objetos con historia, especie de cuentos breves a lo Monterroso.

Libreta en blanco de la GAN con un dibujo de Cristóbal Rojas: Boceto para la lectora, hacia 1890.
Lectoras y lectores es lo imprescindible de un blog.

Una tableta de Omeprazol con cápsulas de 200 mg.
Con gastritis no se escribe un buen blog.

Un cartucho de tinta para la impresora HP.
Recargar el cartucho de la escritura es un buen consejo para el blog no quede indeleble.

Un llavero suvenir de Buenos Aires y otro con la torre Eiffel de París.
Un blog es ese suvenir de nuestro viaje interior.

Lentes desechables en cartón para ver películas en 3D.
Ver, mirar, leer… todo eso en demasía y en 3D para llevar un blog.

* * *

Esto es también literatura, no lo que está en mi gaveta, se entiende. Ahora, lo que contiene la gaveta son objetos con historia, especie de cuentos breves a lo Monterroso. Un blog puede ser una historia sin objeto como la sonrisa sin gato de Alicia. Un blog puede también ser sólo un cuchillo, pero en la acepción que hizo Lichtenberg en su famoso aforismo: “El cuchillo sin hoja, al que le falta el mango”.

Carlos Yusti

Carlos Yusti

Editor en Arte Literal
Escritor y pintor venezolano (Valencia, 1959). Cofundador del grupo literario Los Animales Krakers y de la revista Zikeh. Dirige en la web la página Arteliteral. Su última exposición conceptual es la revista ensamblada La Tapa del Frasco (2015). Ha publicado los libros Pocaterra y su mundo (1991), Vírgenes necias (1994), De ciertos peces voladores (1997), Dentro de la metáfora: absurdos y paradojas del universo literario (2007), Para evocar el olvido y otros ensayos inoportunos (2007) y Poéticas del ojo (2012).

Sus textos publicados antes de 2015
95122
Ciudad Letralia: Notas desabrochadas
Editorial Letralia: Q. En un lugar de las letras (coautor)
Carlos Yusti

Textos recientes de Carlos Yusti (ver todo)