Estimado Carlos

Muy interesante y oportuno tu trabajo. Además de los ghost writer están algunos científicos de cierto prestigio que prestan su nombre para avalar investigaciones que no han hecho, por ejemplo, para demostrar la eficacia de algún medicamento.
Es muy importante denunciarlo, pero no se va a terminar por eso. Seguirán los plumeros y escribidores trabajando tras las sombras

Cordial saludo

Carlos Rojas Malpica

Responder