Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Del exilio (la otra mirada)

domingo 27 de mayo de 2018
¡Compártelo en tus redes!

Del exilio (la otra mirada), por Williams Alberto Hernández

Exilios y otros desarraigos. 22 años de LetraliaExilios y otros desarraigos. 22 años de Letralia
Este texto forma parte de la antología publicada por Letralia el 20 de mayo de 2018 con motivo de arribar a sus 22 años.
Lee el libro completo aquí

“…la vida es una sucesión
de proyectos que resolver;
el día que se te acaban, te mueres…”

Carlos Cruz-Diez
“…Extranjero en mi propia tierra
seré del mundo…”
Rubén Blades

Seguir la ruta de los nuevos inmigrantes del siglo XXI permite vivir su viacrucis; sus dolores, sus esperanzas, su resurrección…

De Puerto la Cruz a Maracay, de Maracay a Cúcuta, de Cúcuta a Ipiales, de Tulcán a Huaquillas, de Tumbes a Lima, en bus, siempre en bus; el neotransporte del joven venezolano…

Esta vía seguí, y estos los versos paridos en solidaridad…

 

Ese mar que recorre tu verde

desciende montaña abajo
Brota como herida
entre la casta neblina
Acaricia la cumbre repetida
donde habitan mis esperanzas
Loros susurran al viento
La tormenta disipa mis recuerdos
Bryant recoge los restos
del vendaval en los rincones
del patiecito que me alberga
Allí te sueño despierto
mientras se tiende el puente
de un arcoíris
que une este fragmento
del codazzi que nos separa.

 

Esto habrá de ser un ritual

Mi gusto debatiéndose
entre el beso de la timidez
y la torta de vegetales
aderezando mi despedida
Luego el olfato incrédulo
persiguiendo tu cuello
en la fragancia dulce de tus manos
impregnadas de mi ternura
Agudos dedos
tamborilean mi alma
hasta cerrar con palabras
encriptadas
de un haikú sereno
donde declaras
tu siempre amor eterno
Soliloquio de este corazón
que te aguarda
aun en la distancia.

 

Negrita te amo

Y el corazón se baña
en el río tapipa con una tapara
Al fondo la casa delata
la niña mirando
su cielo barloventeño
Allí habita el futuro
Mi pana barrabás
sonríe desde el poniente
con su carga esperanzada
de la patria
……..que ha dejado atrás.

 

La constituyente sí va

Con su carga de miseria
en el rostro moreno
de mi abuelo barloventeño
su mirada clavada en la carretera
……………de sus pesares
Sí va en la fe
de los bachacos humanos
…………………………………en hilera
y su carga de paciencia
Sí va en la fila del pan
………………………..del gas
……………………………….del día a día
que le consume su vida
……………….a cambio de esperanzas
El buen vivir de la tierra prometida
Aquí en barlovento
donde mi sangre busca su origen
la miseria también viste de exilio.

 

Rutina se hace el recorrido

Son miles de días observando el mismo paisaje
Miseria de tul se acomoda en la hilera
que desbordan los ríos crecidos
de supermercados colapsados
El banco sin billetes es una caricatura
con su ración del día
Mi nuevo amo
el chofer de camioneta
extiende su látigo
pidiendo pago al subir
La orden cumplida por su mayoral-colector
sin piedad por el prójimo
………………………………..hermano pueblo
En el andén otra cola serpentea
la espera del adiós
Son cientos de inmigrantes llorosos
esperando el boleto que los separe
de esta pesadilla
Mientras…….yo sigo pensando
dónde comeré hoy.

 

Aquí vamos los inmigrantes del siglo XXI

en expresos que recorren las heridas del adiós
esculpidas en cada curva de las carreteras del sur
Expedición de los sin techo ni patria
que buscan dejar atrás la vergüenza
del país que se desmorona
La altivez de un liderazgo
que erosiona el corazón
de una clase trabajadora
Mi próxima reencarnación un ave
Las águilas no tienen fronteras.

 

Los cerros escarpados y el zigzag de caminos

rodados entre el verde de la sonrisa andina
y el azul neblina de una cordillera andada
desde la cara del joven que apenas sueña
que va en busca del presente atrás congelado
La mirada de dubraska de maria o jolimar
delata el miedo del camino andado
Cinco mil kilómetros atrás
nublan la espesura de la selva
la retina de su pupila llorosa
el recuerdo de la patria
con brazos de madre
padre………..o hermano
que dejó extendida en el hasta pronto
………………….Bendíceme mamá.

 

Mi retina hurga el cielo azul

de puntos en el recuerdo
Avanzo de oeste estancado
a este sigiloso
que alberga capas de verde razón de ser
La carretera anuncia el viaje
pasajeros al olvido sacan el boleto
Grises nubarrones alternan el paisaje
entre ostras y amarillos
El marcador comienza la cuenta regresiva
del exilio autoimpuesto
por la patria que se desgaja
que muere de mengua
en manos de asesinos que dicen amarla.

 

El malecón aproxima tu figura

de sensual andar mezclado con melancolía
El río Guayas me susurra en su lento andar
que volveré a verte
Dos soles tendidos en tu rostro
me observan
Desde mi alma un aliento vital
escudriña tu mirada
Eres un paisaje
……que en mis retinas te desea
Eres la bravía espera
……del retoño ancestral
Aquí mis manos buscan el abrazo
……del hasta pronto
los recuerdos se hacen tejidos
en el paseo que aún te debo
Guayaquil deja en mí
la esperanza del reencuentro.

Williams Alberto Hernández
Últimas entradas de Williams Alberto Hernández (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo