Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Conciencia del agua, de Jesús Miguel Horcajada

miércoles 25 de septiembre de 2019
¡Compártelo en tus redes!
“Conciencia del agua”, de Jesús Miguel Horcajada
Conciencia del agua, de Jesús Miguel Horcajada (Lastura, 2018). Disponible en la web de la editorial

Conciencia del agua
Jesús Miguel Horcajada
Poesía
Lastura
Toledo (España), 2018
ISBN: 9788494937354
82 páginas

 

El poeta Jesús Miguel Horcajada (Almagro, España) nos presenta un poemario en torno al desasosiego, en el que los versos tejen de entrada un embrujo en el lector a base de ramalazos surrealistas hermosos y enigmáticos.

Mirad cómo nos devora
(…) la bestia onírica
que todos llevamos dentro.

Hay en los poemas como una ontología específica de los objetos, que contribuyen así a la creación de un universo original, agresivo, que parece devorar los recuerdos.

una piedra entra en la garganta,
corriente de aire frío
permanece estática,
inmóvil posicionamiento
frente a los olvidos en el querer,
y me deja solo, y regresa

Se van cuajando con la lectura una multitud de perspectivas frente a las sensaciones, lo que origina una poesía que se convierte en una representación cubista de la realidad, con ángulos ásperos o melodiosos pero continuamente nuevos en la búsqueda de lo extraño que subsiste en nuestro dolor de ser. Pongamos como ejemplo de nuestra interpretación el poema “Estás esperando que se ponga el sol…”, en el que se personaliza la espera de una realidad desde distintas posiciones y tiempos (detrás de la persiana, en la hora justa para regar el jardín, en el cristal sucio) o a partir de diferentes animales (una salamanquesa, arañas, una chicharra, una perdiz), que vienen a inmiscuirse en el sueño o en el ansia de reencontrar un pasado que parece fijo y perdido.

Hay sin embargo una indagación de la esperanza, que puede llegar, aun de manera imperfecta, de la mano de las palabras.

Una voz que será como las otras voces,
la mano que puede empujarte al barranco
en un momento dado o la poesía, si no
despiertas, haciendo lo que puede para
salvarnos de la infiel estructura de la fiebre.

O que se halla en la presencia de las cosas, que proyectan en ocasiones sus evocaciones como si quisieran enviarnos una señal para matizar nuestra soledad.

En la vida hay hogares con balcones
desde los que no podemos saltar.

El yo, un “cobarde”, queda sepultado (o más bien ahogado) por las imágenes del pasado, como el niño que uno fue, del que a pesar de todo es absurdo tener miedo; se trata de ahondar en una interrogación sobre el valor de un tiempo lleno de temblores por lo que pudo ser;

la niñez como un cuchillo de plata

por lo que será

cuando vuelvan las lluvias
dirás que has perdido el equilibrio

o por el ansia de ser de otra manera, de ser otro:

Quién fuera esa paloma
(…)
quién tuviera otros ojos
y otra suavidad y otra
distancia de sí mismo

Todo el libro está impregnado, en definitiva, de un desgarro vital admirable puesto que se halla exento de todo patetismo; la duda existencial del autor queda reflejada en el último poema del libro, en el que la excelente voz de Jesús Miguel Horcajada aspira a tener “pensamientos de río” desde su conciencia de ser “la inquebrantable conciencia del agua” al fondo de un pozo desde el que se vislumbra, tal vez, la luz.

Miguel Ángel Real
Últimas entradas de Miguel Ángel Real (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo