Los amores se cuecen como el chocolate: a fuego lento.

0
0
Responder