Servicio de promoción de autores de Letralia

Saltar al contenido

Tres poemas de Rocío Elizabeth Moreno Márquez

miércoles 6 de abril de 2016

Llanto a la madre

A don Dartañán

Su rígor mortis
Apuñala mis ojos
Pulveriza el tacto.

¡Oh! Madre muerte.
La ausencia
En su metamorfosis de éter.
Desgarra mis venas.

¡Oh! Madre
Consuélame de esta nada.
Lloro como niña fragmentada,
En tus senos desbordantes.

Tengo hambre desde hace días,
Busco tu pecho
Como lo busca el recién nacido.
Te ruego, déjame lactar
En tus areolas de azucenas.

Madre.
Arrúllame para no sentir
Tus uñas sucias
Hundiéndose en el amor,
Rasgando este cuerpo rústico.

¡Oh! Madre muerte
Regrésame lo que te has llevado.
Déjame dormida,
Envuelta en las sábanas
Que de tus cabellos
Fueron hiladas.

 

Blues para resucitar

A mi musa argentina.

Puedes gritar,
Bramar o rasgar las cuerdas,
Puedes cantar el blues
Más triste,
Y tal vez la negra ave resucite.
Porque ella es ceniza melancólica,
Porque ella es polvo de sus lágrimas.

 

Ácidos frutales

Los ácidos frutales de la muerte
Ablandan nuestros cuerpos
Para la facilidad
Del deglutir de la tierra.
En los ojos mengua la vida
¡La tierra nos reclama!
Mientras unos callan,
Otros florecen
Entre lápidas y epitafios,
Abismando el mundo
En misterio y divinidades.

Rocío Elizabeth Moreno Márquez
Últimas entradas de Rocío Elizabeth Moreno Márquez (ver todo)