XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Tres poemas de Emilia Vidal

viernes 4 de noviembre de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!

En la madrugada de la nube
con el bemol del juicio
un verso sopla las cenizas
de la brasa dormida
Medio corazón se amanece
aurícula y ventrículo siniestros
se apañan en el regazo
de una tarde perdida
Un delantal bajo el sol
que susurra pan y cebollas cocidas
que nadan en la sopa
que entibia la siesta
que pausa rayuelas y elásticos
que juega la niña
que aprendió de su abuela
a inventar pausas tibias
que juegan a sopa
y a rayuelas cocidas
Aurículas y ventrículos se desperezan
hay que saludar al día.


Mis párpados de papel
arden en cada pitada, se consumen
mis pestañas, cenizas desbandadas
Estas órbitas exhalan una mirada de humo
y el traje de tu piel se rompe
y se atomiza (con esa mirada).


Es un mano a mano con el día
y no me alcanza aunque se deje ganar
Porque mis ovarios son lunas
que sacan de quicio al mar
Porque están condenados al uróboros
el ciclo no es espiral
Porque desbordo, derrapo, detono
Humanidad
Y porque no llego, no alcanzo, me falta
Humanidad
Porque todos y porque nadie
Porque yo
¿Por qué yo?

Emilia Vidal
Últimas entradas de Emilia Vidal (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio