“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Estruendo

sábado 24 de febrero de 2018

Recordarás ese instante, el sábado cuando llegó ebrio nuevamente. Lo miraste con amargura, esa que no te abandonó desde el viernes, porque ya presentías lo inevitable.

Te encontrabas asustada, temblabas, pero estabas dispuesta a pelear. Esperabas que todo resultara a tu favor.

Se acercó, burlándose de ti. Te levantaste con ímpetu de la silla. Te daba asco, ¿ese alcohólico era tu padre? ¿Le debías respeto? Eso era imposible.

Tu voz retumbó en el comedor. Se enfadó.

Te lanzó la botella de cerveza medio vacía que tenía en la mano, que por suerte no dio en el blanco. Tu rostro se arreboló de ira.

Se aproximó para atacarte.

Metro setenta y cinco contra uno cincuenta y seis de estatura.

Tomaste su brazo y espalda. Entonces se oyó el estruendo de una caída que se convirtió en tu gran venganza.

Ivanna Zambrano Ayala
Últimas entradas de Ivanna Zambrano Ayala (ver todo)