Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Suarez

Lo mismo de siempre

• Sábado 30 de junio de 2018

Lo mismo de siempre.

Mirarle, estudiar su rostro, ver cómo la comisura de sus labios se curva hacia arriba, cómo los hoyuelos aparecen al mismo tiempo que sus ojos se cierran y la risa se apodera de todo su ser, cómo arruga ligeramente la nariz cuando no está de acuerdo con algo, cómo chasquea la lengua después de tomar un sorbo de su bebida preferida; ron-cocacola

Lo mismo de siempre.

Acercarse a él. Despacio, no queremos que se asuste. Mirarle a los ojos mientras él toma otro sorbo de su copa y, cuando tenemos su atención, apartar la mirada. No queremos que piense que nos interesa, tenemos que hacernos las duras. Apoyarnos en la barra, a su lado. Inclinarnos hacia delante, entreabrir los labios y sonreír a José, el camarero.

Lo mismo de siempre.

Ahora no le podemos mirar. Al menos no de forma directa… Aprovechar que uno de los mechones de pelo se ha escapado, para mirar ligeramente en su dirección. Sí, nos está mirando. Sí, sigue bebiendo de su copa. Sí, todo va bien.

Lo mismo de siempre.

Nos damos la vuelta. Ahora apoyamos la espalda en la barra. Estamos cerca, muy cerca, pero evitamos que nuestros brazos se rocen. No podemos hacer ese movimiento, tiene que hacerlo él. Para nosotras está prohibido. No queremos que piense que nos interesa, tenemos que hacernos las duras.

Lo mismo de siempre.

Aparece su amigo perdido. ¿Dónde has estado, tío? Te llevo esperando un buen rato… Se van. Los dos se van. Él se gira, levanta su copa, bebe otro sorbo mientras nos mira y se va.

Lo mismo de siempre.

Marta Timoner

Marta Timoner

Escritora española (Valencia, 1995). Estudiante de derecho en la Universitat de València.
Marta Timoner

Textos recientes de Marta Timoner (ver todo)