Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Dos poemas de Miguel Ángel Real

miércoles 29 de agosto de 2018
¡Compártelo en tus redes!

Curva

intento escribir un poema que tenga la misma forma que tu cintura y me doy cuenta
de que no es cosa fácil doblarle el espinazo a un ordenador pero la realidad es
que soy demasiado perezoso para coger la pluma y pienso que tal vez no te
lo mereces, y entonces releo lo que escribo y compruebo como con una fe
choría que en verdad verte desnuda es lo que más me deslumbra en este
mundo y vuelvo al teclado y paso horas buscando una solución a un
problema insoluble pues la tecnología no concuerda con tus caderas
y me digo como en una tortura que lo que debería hacer es hechiz
arte y hacer de tus pechos barro y encontrar el torno con el que
poder convertirlos en estatuas de Henry Moore y más tarde
encontrar la calle idónea para exponer mi deseo o el amor
que siento por ti, no sé muy bien lo que prevalece, y veo
que a pesar de todo escribirte un poema curvo es una
lucha pero es todo lo que puedo darte, luchar, des
hacer lo que los demás escupen o esculpen sobre
tu manera de ser que es un ejemplo de la ente
reza con que el mundo debería regirse, y
poco me importa que una máquina gris
se niegue a dibujarte y a seguir tus
contornos porque dentro de poco
sé que este poema me hará dese
arte aún más que cuando lo
empecé porque nada, digo
que nada va a poder
demostrarme que
haya algo que sea
más lógico que
la textura de
tus párpa
dos al
gemir

 

Tal y como pensaba

ha
sido
pensarte
y de repente
el deseo ha ido
creciendo hasta
hacer que me duela
la idea de esperar a que
vuelvas a desnudarte antes
de ducharte de venir a la cama
de simplemente querer que el aire
te bese el cuello y entonces eres libre
y dejas la ropa en cualquier sitio de la casa
y te paseas no frente a mí sino por tu libertad
y eso es lo que en realidad me vuelve loco y me
hace ver hasta qué punto eres única porque no acatas
leyes porque creas normas con tan sólo moverte y eso
mi amor es el mejor regalo que puedes hacerme, no quiero
libros ni joyas ni un nuevo teléfono, en todo caso si prefieres
algún que otro viaje para dormir en un hotel y descubrir rincones
nuevos de nuestros cuerpos pero te digo que nada necesito, que tan sólo
espero que llegue la hora de contemplarte porque por mucho que busque
en mi vida la importancia de las cosas es sumamente relativa cuando pienso
en tus brazos y en tus hombros y en el punto preciso de tus omoplatos donde
con tan sólo esmerarme con mis pulgares te conviertes en un delicioso musgo y
todo tiene sentido, porque yo no te veo desnuda y recuerdo la tierra, lo que hago en
realidad es descubrir tierras, trazar el mapa de todos los surcos en los que aprendimos
a ser felices y no tener miedo de caer en la tentación porque cuando llegas a casa y eres
solamente piel no hacen falta libros santos ni oraciones: tú eres el único dogma que conozco

Miguel Ángel Real
Últimas entradas de Miguel Ángel Real (ver todo)