Lecturas de poesa en apoyo a afectados por el volcn en La Palma

Saltar al contenido

Tres poemas de José Gregorio Correa

miércoles 3 de febrero de 2021
¡Compártelo en tus redes!

Cambie su vida
con tan sólo cambiar
su licuadora,
parece una insensatez,
pero funciona.

Llamas ya al número
que ves en pantalla
y tendrás
un cinco por ciento de descuento.

Ya has ahorrado,
y el ahorro es una virtud.

Un minuto hace la diferencia
con la prehistoria, la historia,
el pasado, lo viejo.

Todo en un minuto,
podrás tener un envase
de dos litros, uno de un litro,
uno tipo individual
para el gimnasio
y una cuchilla adicional.

La vida cambia,
sácale el jugo al tiempo,
time is money,
el tiempo es oro;
parece una idiotez,
pero funciona.

Te anexan un recetario
pero no el dinero
para adquirir los ingredientes.

Algún día,
el tiempo libre
obtenido con tu nueva
licuadora
sólo alcanzará
para un minuto
más
bajo tierra.

¡Llama ya!

 


 

Nunca te he hecho mal adrede

Y si vienes mañana
habrá fiesta en esta calle

Esta agua que ahora llueve
por si mañana vienes
seré día de Sol amaneciendo

No seré tipo triste ante el espejo

brillo de perla acá en mis ojos

Habrá horizonte abierto

No pisaré cuerda floja
ni camino en círculo

Viva mañana en mi respiro

Por si mañana vienes

seré Río de Janeiro en carnaval

también perdón y vuelo.

(del poemario Barranco a la tristeza).

 


 

Camino, caminito
quién te volverá a pisar
con los mismos pasos,
leves, de espuma y mar,

Quién te dejará sus huellas
con los mismos pasos,
quietos, de luz y estrellas,

Quién te anduviera, camino,
con los mismos pasos,
mansos, de aire y suspiro,

Quién te anduviera de nuevo,
con los mismos pasos,
vivos, de sombra y reflejo,

Quién volviera a la alegría,
con los mismos pasos,
azules, de la noche y día,

Quién tuviera la certeza
de los mismos pasos,
míos, del río y la tristeza,

Quién te olvidara, camino,
con los mismos pasos,
puros, de agua y olvido,

Quién te dijera, camino,
con los mismos pasos,
idos, que fui tu destino,

Quién volviera a tu faz,
con los mismos pasos,
apenas, reino del nunca jamás.

José Gregorio Correa
Últimas entradas de José Gregorio Correa (ver todo)