Un placer leer estos párrafos dedicados a un hombre singular como Teodosio Muñoz Molina, ante todo un señor que es recordado creo que por todos sus alumnos. De los mas ilustrados a los mas vagos. Un docente que dejo huella y alumbró el camino. Gracias y siempre te recordamos profe, hoy le comente a mi hijo algunas anécdotas compartidas. Gracias profesor sorrentino por traerlo al maestro.

Responder