Impresionante entrevista, casi merecería ser un cuento más.
Uruguay, Brasil, Alemania. Salí de mi país con apenas 19 años. Mi castellano, que todavía era el de aguien que apenas cursó bachillerato, no es el más rico, a pesar de que siempre seguí leyendo y en casa se habla en ese idioma.
Por ese motivo pertenezco a los, las, que demoran en llegar al final de los cuentos de José Campione, porque mi amigo el diccionario es seguido abierto y consultado.
Eso no impide que cuando llego al final de las narraciones, esté fascinada y mi imaginación se encuentre seguido entre estrellas y cometas. Lo maravilloso de ser lectora con el derecho de interpretar a mi manera lo que me llegó.
Encuentro que José Campione enriquece, agranda la historia de poetas y escritores uruguayos y ojalá publique pronto el libro que parece tiene casi montado.
No viene mal salirse de la realidad de vez en cuando, en este mundo donde uno presiente a veces que vertiginosamente nos vamos a pique.

Responder