Letralia, Tierra de Letras Año VIII • Nº 100
22 de septiembre de 2003
Cagua, Venezuela

Depósito Legal:
pp199602AR26
ISSN: 1856-7983

La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Artículos y reportajes
Picaresca en dólares
Pablo Gamba

Comparte este contenido con tus amigos
"Diablo guardián",  Xavier VelascoHay quienes dicen que la supervivencia en el mundo de hoy depende de que la lógica que lo rige se haga carne en los más aptos. Jonathan Franzen, por ejemplo, cuyo Gary Lambert de Las correcciones actúa al ritmo de sus "mercados mentales". En otras partes del planeta, sin embargo, son ley de vida las artimañas de lazarillos y buscones.

Ave de ese corral es Violetta, la protagonista de la novela Diablo guardián, del mexicano Xavier Velasco, que ganó el Premio Alfaguara 2003. Ella es una pícara self-made, que dice que toda su sangre es wannabe.

El rechazo a su familia de clase media —sus padres hablan en inglés entre ellos, la obligan a teñirse el pelo de rubio y la tratan como a una sirvienta— la impulsa a robarles más de 100.000 dólares, con los que se marcha a Estados Unidos. Su fuga es la huida hacia un cuento de hadas, en el cual la cenicienta se convierte en una princesa bruja que habla en una mezcla de mexicano e inglés de historietas.

Es esa manera de contar su cuento lo que la convierte en un gran personaje. Xavier Velasco logra así que los clichés de la sociedad de consumo se llenen de vida y confronten a los lectores con su apego hacia toda esa seductora basura. Quizás esta sea la forma más lúcida de cuestionar a la sociedad, en vez de encaramarse en un elevado pedestal crítico para denunciar la alienación.

Xavier VelascoEn el cuento de Violetta se hacen realidad las promesas de la publicidad. Aunque ella se considera una mercancía de Sears, llega a hacer el amor sobre un montón de billetes en un probador de Saks, y se convierte en uno de esos consumidores ricos tan importantes para Bush: "Personas como yo estimulan el crecimiento económico de los países".

El cuento de hadas es también un videojuego, en el que cada tanto se asciende al next level —del consumismo a la drogadicción, por ejemplo— hasta llegar a un punto en el que todo se vuelve "demasiado cool" y comienza el retorno, primero a Nueva York, donde Violetta cae en las garras del chulo Nefastófeles, y luego a México, donde se convierte en prostituta elegante.

Allí, Nefastófeles reaparece como vicepresidente de una agencia publicitaria que lava dólares, la cual contrata a Violetta para conservar a los clientes a cuenta de favores sexuales.

En esa misma empresa trabaja como creativo Pig, quien vive sumido en la soledad, acosado por El Pensamiento, alias la nada. Para contrarrestar su tendencia a experimentar pasiones cuya intensidad "se mide por la soledad que la precede", Pig se habla a sí mismo en inglés, un idioma en el que "no era pensable más tendencia que la de la razón". Pese al antídoto, confunde a Violetta con "una suerte de novela resurrecta porque había decidido que la nada sólo podía existir más allá de sus ojos".

Alberto Fuguet, quien fue jurado del Premio Alfaguara, tituló Neoliberalismo mágico un artículo que publicó en Foreign Policy en 2001, y el final de Diablo guardián tiene algo de magia hecha con dinero, esa varita por la que todos queremos ser tocados: Pig y Violetta —con dos millones de dólares robados— se fugan hacia un amor que ella compara con un Corvette amarillo. "La gente se pasa la vida contándose mentiras para que pasen por verdades, cuando es más divertido lo contrario", se justifica Violetta. "La verdad se disfraza de mentira para que uno pueda soportarla".


       

EDITORIAL
INFORMACIÓN
LITERATURA EN INTERNET
ARTÍCULOS Y REPORTAJES
SALA DE ENSAYO
LETRAS
EL REGRESO DEL CARACOL
EL BUZÓN
POST-SCRIPTUM



Creada el 20 de mayo de 1996 • Próxima edición: 6 de octubre de 2003 • Circula el primer y tercer lunes de cada mes