Letralia, Tierra de Letras Año VIII • Nº 100
22 de septiembre de 2003
Cagua, Venezuela

Depósito Legal:
pp199602AR26
ISSN: 1856-7983

La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
El regreso del caracol
Antología poética
Luisa Futoransky

Fondo Nacional de las Artes, Colección Poetas argentinos contemporáneos
Buenos Aires (Argentina), 2003. 118 pp.


Comparte este contenido con tus amigos
Antología poética de Luisa FutoranskyTreinta antologías ha publicado el Fondo Nacional de las Artes en su colección Poetas argentinos contemporáneos, que reúne, en tres series de diez volúmenes cada una, textos de autores de ese país que no aparecen en los catálogos de las editoriales comerciales. La iniciativa, lanzada a partir de 1996, ha incluido a escritores que, como explica en su presentación, "ya sea por residir tanto en el interior como en el exterior del país, no han alcanzado la difusión que la calidad de sus obras merecería". Así, forman parte de la colección poetas de la talla de Horacio Armani, Jorge Boccanera, Olga Orozco, Juan Gelman, Leopoldo Castilla y otros.

En la lista destaca, con el número 25 de la serie, el nombre de Luisa Futoransky, periodista que asegura guardar fidelidad absoluta sólo a la poesía y que hemos tenido el honor de publicar en Letralia en diversas oportunidades —la más reciente en nuestra edición 99—, cuya antología en esta colección abarca textos escritos desde 1963 hasta 2001. Una vasta muestra que permitirá al lector conocer diversas facetas creativas de esta singular escritora que no ha vacilado en abordar la poesía desde ópticas completamente diferentes entre sí, en poemas y crónicas inundados de un lenguaje delicioso.

Imbuidos algunos de sus primeros textos en la contemplación americanista, Futoransky se recuerda "rica y bella en Trujillo / —esa ciudad de mancos y de cojos, / estigmatizada quizá por la crueldad de sus mayores— / fui rica y bella en Trujillo / mientras él repetía: / ‘No son hermosos los hijos de Pizarro’ / y temblábamos de leyendas y de pieles / despertando las piedras sabiamente dispuestas / en este profundo laberinto del encuento" (extracto de "De Trujillo, con amor"). En otros se verifica el paladeo de lo clásico: "mientras Penélope goza con amigos y enemigos, / ¡oh! estúpido Ulises, / babeas literatura por esta agua fastuosas / para el prestigio de la muerte / y el olvido" (extracto de "Egeo"). Otros denuncian la barbarie del mundo urbano: "los ruidos amigos que me tienden habitantes desconocidos / el repartidor de diarios a las 3:15 / el repartidor de lácteos a las 4:15 / el repartidor de pan a las 5:40 // la vecina que orina / el amante que parte / los cirujas que revisan los tachos de basura" ("Insomnio en la Rue de Charenton"). Todos, en definitiva, componen un volumen que vale la pena leer como testimonio de la vida plena de una incansable trotamundos.

Futoransky, quien reside en París desde 1981, ha publicado Son cuentos chinos (Planeta, 1991), sobre su experiencia en Asia, Lunas de miel (Juventud, 1997) y De donde son las palabras, antología poética, (Plaza y Janés, 1998), entre varios otros títulos en diversos géneros. Ha recibido el Premio de Artes y Letras de Francia y ha sido merecedora de las becas de la Fundación Guggenheim de Estados Unidos y del Centro Nacional de Letras de Francia.


       

EDITORIAL
INFORMACIÓN
LITERATURA EN INTERNET
ARTÍCULOS Y REPORTAJES
SALA DE ENSAYO
LETRAS
EL REGRESO DEL CARACOL
EL BUZÓN
POST-SCRIPTUM



Creada el 20 de mayo de 1996 • Próxima edición: 6 de octubre de 2003 • Circula el primer y tercer lunes de cada mes