Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Perseverancia y obstinación

lunes 14 de septiembre de 2015
¡Compártelo en tus redes!

austenParece un título de Jane Austen pero no lo es, es mío y se halla dedicado a la escritora inglesa cuya perdurabilidad en el éxito no deja de asombrarme.

Debo confesar, y esta declaración sé que no me va a acarrear precisamente muchas simpatías, que Austen no es santo de mi devoción por el simple hecho de que no escribió más que una novela en su vida, repetida hasta la saciedad, bajo distintos títulos, argumento: la caza y captura de un marido, y si a través de sus novelas se realizó consiguiéndolo, de ahí no pasó la cosa para ella que así nunca pudo conseguir su realización humana y femenina, o sea el matrimonio, el único status social que anhelaba, y de esta frustración ahí su gloria y su inmortalidad literaria.

Jane se quedó sin marido pero regaló a sus fieles seguidoras un inmarchitable príncipe azul que sigue rompiendo corazones.


Ese anhelo no conseguido ha hecho que, a través del tiempo, y son años los transcurridos, cientos de miles de mujeres, ¿millones tal vez?, se hayan identificado con sus heroínas, ya que sólo deseaban lo mismo, pescar marido… Pero hay algo más. Jane Austen ha creado en literatura a un personaje fascinante para sus lectoras y mucho más atractivo que cualquier galán de cine, aunque en el cine se haya encarnado muchas veces, el irresistible señor Darcy que dicho sea de paso es un individuo bastante aburrido y convencional, pero al que hoy un cortejo de admiradoras adoran, como así se puede comprobar a través de FB.

El por qué aman a Darcy las lectoras es un misterio, al menos para mí, pero esto no se puede decir en público so pena de que sus fans te miren mal.

Qué feliz hubiera sido Jane Austen de saber que su personaje iba a vencer el tiempo y las modas como el modelo del eterno masculino, y no únicamente para la señorita Austen.

Jane se quedó sin marido pero regaló a sus fieles seguidoras un inmarchitable príncipe azul que sigue rompiendo corazones.

No pretendo criticar a la autora de Orgullo y prejuicio, nada más lejos de mi intención. Vivió en una época en la que el matrimonio era la única carrera de la mujer y ella pertenecía a su tiempo, lo que no entiendo es cómo incluso hoy en día existan mujeres que continúen creyendo en el “y fueron felices para siempre”; las novelas rosa nada tienen que ver con la realidad.

Estrella Cardona Gamio
Últimas entradas de Estrella Cardona Gamio (ver todo)