Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

El mundo del trabajo en la literatura chilena

martes 25 de abril de 2017
¡Compártelo en tus redes!

El mundo del trabajo en la literatura chilena, por Benedicto González Vargas

Estamos próximos a conmemorar una nueva fiesta del trabajo y la literatura chilena no ha estado ajena a retratar la vida de las personas que ejercen diversos oficios productivos, algunos muy humildes y esforzados, pero de vital importancia para el desarrollo nacional. La siguiente es una incompleta lista de libros que tratan, desde diversas perspectivas, el tema del trabajo y el esfuerzo de los trabajadores, los links nos hablan algo del contenido de las obras:

Llampo de sangre (Óscar Castro): mineros de oro

Sub Terra (Baldomero Lillo): mineros del carbón

Ardiente paciencia (Antonio Skármeta): carteros

Mundo de cartón (Gloria Alegría Ramírez): cartoneros

El último grumete de la Baquedano (Francisco Coloane): marinos

Chilenos del mar y En un vapor caletero (Mariano Latorre): pescadores

Cartas de la aldea y El Maestro (Manuel Ortiz). El rumbo de las mareas (Maga Villalón): profesores

La sangre y la esperanza (Nicomedes Guzmán): obreros

Los hombres oscuros, Nicomedes Guzmán: lustrabotas

Santa María de las flores negras (Hernán Rivera Letelier): mineros del salitre

El Tony chico (Luis Alberto Heiremmans): trabajadores circenses

Un gásfiter en sociedad (Luis Rivano): plomeros

La pérgola de las flores (Isidora Aguirre): floristas

El Roto (Joaquín Edwards Bello) y La negra Ester (Roberto Parra): trabajadoras sexuales.

Contemos todos (Pavel Piña): futbolistas

Bajo dos carabinas (René Peri Fagerstrom): Carabineros

¿Quién mató a Cristián Kusterman y El alemán de Atacama, de Roberto Ampuero: detectives.

Campesinos (Luis Durand): campesinos

Pasión y muerte del cura Deusto (Augusto D’Halmar): sacerdotes

Me lo contaron mis viejos (Jorge Gutiérrez y otros): ferroviarios

Historia de José pa’dónde va la micro, de Pedro Segura: choferes de micros.

Bueno, es probable que haya más. Faltan médicos, abogados, políticos, constructores, músicos, artistas plásticos, comerciantes, empresarios, y una buena cantidad de oficios más. ¡En cuanto los lea, los agrego a la lista!

Benedicto González Vargas
Últimas entradas de Benedicto González Vargas (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo