Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Emocionarte, de Carlos del Amor
En el alma de los cuadros

miércoles 23 de diciembre de 2020
¡Compártelo en tus redes!
“Emocionarte”, de Carlos del Amor
Emocionarte, de Carlos del Amor (Espasa, 2020). Disponible en Amazon

Emocionarte. La doble vida de los cuadros
Carlos del Amor
Ensayo
Espasa
Madrid (España), 2020
ISBN: 978-8467060294
232 páginas

Carlos del Amor es un prestigioso periodista que lleva una larga trayectoria en Radio Televisión Española. Nacido en Murcia en 1974, su dilatado recorrido por los medios va unido a la escritura, en la que Carlos logra plasmar un decir lírico muy especial que ya ha sido su sello en los reportajes televisivos. Gran aficionado al cine, pero también a la pintura, nos regala este libro hermoso que ha logrado este año el XXXVII Premio Espasa.

El título del libro, Emocionarte, en rojo arte en la portada, lleva un bello lienzo de Rogier van der Weyden de su obra El descendimiento, que se conserva en el Museo del Prado. Podemos ver un rostro lloroso que se enjuga las lágrimas con una tela, lo que demuestra ya que el libro promete indagar sobre la emoción que despierta el arte, sobre los mundos que hay detrás de los cuadros. Como bien dice Carlos del Amor en la introducción, en los cuadros hay una vida, un relato, un misterio. Por ello, visitó el Prado una noche y comprendió que los personajes de los cuadros tenían un profundo diálogo entre sí, como seres vivos expresan la luz del conocimiento y la voz que ha ido quedando como eco en el tiempo.

Como dice Carlos del Amor en la introducción, “los cuadros tienen muchas vidas”. En este libro el paisaje emocional de los cuadros va unido al de los creadores en una simbiosis perfecta, porque cuadro y artista sedimentan una luz que genera el tiempo, el afán por decir aquello que está dentro de cada pincelada. La técnica utilizada por el gran periodista para ir tejiendo el libro es muy efectiva. Primero habla del pensamiento del artista, de la emoción en la que se halla con una prosa lírica que es sello del autor, para luego adentrarse en detalles divulgativos que imprimen claridad a la pintura. Esta manera de articular los textos consigue que nos acerquemos, que veamos al pintor, que imaginemos su mundo, que sintamos el latido de esos pintores que han expresado en el arte su vida, su interior, sus pulsaciones.

La pericia de Carlos del Amor para imaginar el interior, la intrahistoria de los pintores junto a la verdad del cuadro, es excelente.

La editorial Espasa ha realizado un bello libro que se parece también a una obra de arte, al igual que el interior, donde reposa el conocimiento pero también la emoción, el tiempo que va cayendo sobre el lienzo para dar sentido a lo creado. Carlos del Amor se vuelve así el sabio que dialoga con el pintor, que se entromete en el estudio, el voyeur que le ve pintar, el hombre que escruta las emociones para que el cuadro nazca y sea todo un espejismo vital.

A través de muchos pintores, entre ellos Rembrandt, Salvador Dalí, Caspar David Friedrich, Suzanne Valadon, Francisco de Goya, René Magritte y muchos otros, vamos escuchando el toque del pincel en la composición del cuadro, pero también vamos percibiendo la obra que va a crearse. La pericia de Carlos del Amor para imaginar el interior, la intrahistoria de los pintores junto a la verdad del cuadro, es excelente. Son muchos y es imposible elegir uno, pero comento el texto inicial de Los amantes de René Magritte por hallarlo tan actual, ahora usamos mascarillas y ellos aparecen tapados con un velo que les cubre toda la cabeza. Nuestra imaginación podría pensar en unos prisioneros que son torturados, pero también en la ceguera que produce nuestro tiempo, en la pandemia que nos asola. Carlos del Amor nos ilumina:

Así, con esa tela húmeda enrollada en sus cabezas, juegan a imaginar que son los amantes que fueron, los que bailaban hasta el amanecer por las calles de un París que era suyo.

Nos preguntamos entonces, ¿acaso somos los mismos ahora aunque embozados? Seguro, porque late la emoción de lo vivido y de lo soñado. Pero también Carlos del Amor nos introduce con su linterna por el recorrido vital de Caspar David Friedrich, que quedará marcado por la muerte de su hermano en el hielo, por la vejez de Rembrandt, por la alucinada vida de Dalí o por el perro de Goya que es ya el ser vivo que lucha por salir a la superficie en tiempos de ignominia.

Nos hallamos ante un libro que va iluminando cuadros, vidas, escuchando latidos y oyendo ecos del tiempo. Merecido premio Espasa a este creador que pone la vista, el oído y el tacto en el arte para escuchar al creador, a su dolor y a su alegría.

Vida y arte a través de un lenguaje esmerado y lírico se encuentran y nos hacen más sabios en estos tiempos de tinieblas. Carlos del Amor es el amanuense que va cifrando textos que son cuadros, vidas que son sueños. Un gran libro, sin duda alguna.

Pedro García Cueto

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo