“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

El universo de Pasolini por Miguel Dalmau

miércoles 1 de junio de 2022
“Pasolini: el último profeta”, de Miguel Dalmau
Pasolini: el último profeta, de Miguel Dalmau (Tusquets, 2022). Disponible en Amazon

Pasolini: el último profeta
Miguel Dalmau
Biografía
Tusquets Editores
Barcelona (España), 2022
ISBN: 978-8411070867
548 páginas

Miguel Dalmau (Barcelona, España, 1957) logra entrar en el mundo pasoliniano, nos pasea por todos los rincones de su vida y entendemos entonces que el gran cineasta, poeta, crítico y tantas otras cosas, sigue ocupando un lugar importante en nuestra memoria. Su libro Pasolini: el último profeta ha ganado el XXXIV Premio Comillas de Historia, Biografía y Memorias.

Ya lo dijo Silvestra Marinello en el libro de Cátedra, Signo e imagen, al comentar que el lenguaje es fundamental en Pasolini, porque sus imágenes son lenguaje traducido a secuencias, hay un afán de construir el tiempo de nuevo, de volver a crear el mundo. Para Pasolini, dada su pasión por la poesía, el lenguaje no ha de estar pervertido por la costumbre, sino que es un lenguaje adánico, incipiente, primerizo. Son los hombres seres que han de inventar la palabra para cambiar el rumbo de un mundo ya en plena corrupción.

El libro de Dalmau es rico en detalles, ya que Miguel Dalmau no sólo es un investigador del mundo del cine, sino que traduce a palabras la luz cenital del genial italiano:

Evidentemente hay que ser un poeta mayor para explicarlo todo en pocas palabras, y Pasolini es un poeta mayor. Se diría que ese olor del abrigo materno viene a ser como la magdalena proustiana, un portal hacia el pasado, que en su caso nos habla del amor absoluto, no sólo de una tierna ensoñación de la infancia magníficamente recobrada, como en el caso de Proust.

En el pórtico que abre el libro y que cuenta su trágico asesinato, Dalmau confiesa su afán de claridad, su deseo de hacer cristalina la mirada a un poeta del siglo XX como pocos. Frente a Godard o Truffaut, la idea del lenguaje prevalece; Pasolini entiende el arte fílmico como una traslación de su universo de palabras inaugurales. Como si amaneciera en un mundo nuevo, sus películas rompen el neorrealismo o el universo distinguido de Visconti, son pura orfebrería que se teje a mano para que el director pula con el lenguaje la sensación de la imagen y sus destellos.

Todo ese cosmos que es el libro convierte a la figura de Pasolini en un prisma lleno de referencias.

Con Miguel Dalmau recorremos la infancia del poeta y director, su pasión por la madre, por el fútbol, por el cine, por los hombres, su amor por Ninetto Davoli. Todo ese cosmos que es el libro convierte a la figura de Pasolini en un prisma, lleno de referencias, donde sus películas son traducciones de un hombre que hizo del arte revolución y del lenguaje llama en su universo.

Dalmau aporta claridad y además nos confiesa que la soledad persiguió a un hombre que buscaba a veces jóvenes prostitutos, que se había codeado con la gran intelectualidad italiana, con escritores tan amigos como Alberto Moravia.

Como dice Dalmau, Pasolini sabe que la soledad es destino y él, que había presagiado tantas veces la muerte, la encontrará de la forma más violenta:

Pier Paolo Pasolini se siente abrumadoramente solo, pero con el tiempo establece un pacto con la soledad, que al fin y al cabo siempre fue su silenciosa y ansiada compañera.

Aprendemos con el libro acerca del rodaje de sus películas, pero también llegamos al hombre y al alma de un creador que sabía que su sacrificio era el del revolucionario. Había provocado demasiado a los fascistas y ello le costó la vida.

Miguel Dalmau ha escrito un gran libro, donde vuelve un artista que no ha muerto nunca, porque siempre resucita en su cine, en su poesía y en la memoria de los que entendemos que la creación ha de superar lo establecido, tiene que ser un destello, una revelación. La vida de Pasolini lo fue y, como un profeta, nos ha dejado su enseñanza que se resume en el goce de la vida, a sabiendas de lo duro que es ser honesto en tiempos de miseria moral.

Pedro García Cueto
Últimas entradas de Pedro García Cueto (ver todo)