Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Surez

Extractos de Viene junto con, de Rolando Revagliatti

• Viernes 28 de diciembre de 2018

Rolando Revagliatti

Nota del editor

Aunque a principios de 2019 aparecerá su tercera edición digital, el poemario Viene junto con está inédito aún en formato impreso. Hoy, por una gentileza de su autor, el escritor argentino Rolando Revagliatti, ofrecemos a los ojos de la Tierra de Letras una selección de los poemas que conforman este libro.

El aguafiestas

Al aire puro y festivo
le aportó su lluvia de verano
esa estructura narcisista no sicótica
que vengo a ser yo.

 

Del claudicar

Como todos
nació sin terminar
Creció sin terminar
de hacerse

No pudo, no aguantó
renunció al infinito hacerse

Y así siguió por siempre
cumpliendo rituales, burocracias
más o menos plagado de ademanes sociales
e impromptus antisociales
cumpliendo con sumatorias onomásticas
esas inevitabilidades propias
de alguien muy cumplido:

inevitabilidades esquivas
a los procesos de terminación.

 

¿Por qué maté?

¿Por qué maté a la araña?

Yo recogía hojas
de sauce
en la terraza
y las introducía
(¿por qué maté a la araña?)
en una bolsa
plástica

¿Por qué maté a la araña
—agachado—
en esa fresca y soleada
mañana de sábado?
Maté sin pensar, sin respaldar
mi intrascendente pisotón

¿Por qué maté a la araña?
¿Por qué incluí a un caracolito
en la bolsa plástica
sin destinarle
una mirada responsable?
¿No era que yo amaba
a los
…….caracolitos?

¿Por qué
…………….si esa mañana
…………….fresca
…………….de otoño
…………….yo andaba optimista
…………….chispeante
maté
a la araña?
¿Qué bicho me picó?

¿Por qué diantres maté
a la minúscula araña
………………………………que ni araña sería
………………………………ya que lucía (creo)
………………………………alillas transparentes
………………………………pero eso sí (creo)
………………………………largas patas
………………………………las que configuraron
………………………………en el fogonazo
………………………………del instante
………………………………a esa araña
que aplastó
mi aborrecible
derecha
zapatilla?

 

Rehuyente

¿De cuántas películas me escapé?:
incontables

Hui de la fama

Fantásticamente sé que la mía
hubiera sido una fama irritativa
desde la que no sólo me habrían desnudado
sino que, también, despellejado

Ahora soy todos mis personajes truncos:
pervivo arropado
y anónimo.

 

Espectador

Con indolencia subtitularon
“Es todo lo que tengo”
en lugar del literal
“Es todo lo que me ha quedado”

y me he quedado
subtitulado
con lo que tengo.

 

La cama

Es expandiéndome
mientras la procuro
para hacerla mía
repartiéndome en el contacto
desalojándome de los huesos
demandantes de abandono
apenas conexos los huesos

Es sólo allí y en esas
tremendas y deseadas circunstancias
cuando tengo de un plumazo toda
mi puñetera humanidad.

 

Ablación

A los sobrados motivos que teníamos
para decidir la inmediata, felizmente obtenida
eliminación física de nuestra horrible madre

fue imposible añadir esa alucinante convergencia:
la ablación de su recuerdo.

 

El zonzo no duerme o duerme centinela

¿Qué más que velar
guardando el puesto que se le encarga
el zonzo
…………..hace?
¿Qué lo hace
ser la cosa que observa
y lo impele
a no perderse de vista?
¿El saldo de la Gracia?
El zonzo avizora
la defenestración
que rezuma su par:
la Desgracia

“De las tres mujeres
una dormía
en esa especie de doble
cama matrimonial
Las otras dos se entendían
entre ellas
En mi cuarta parte de la cama
yo no dormía y por lo tanto ni
en sueños me las entendía
con mujer alguna”

Que digan si no cabe
………………………………fácil
este sueño en el zonzo.

 

De mentira, verdad

Un chico de verdad
se siente como un
chico de mentira

El único chico de verdad
se siente como uno
de los tantos y tantos
chicos de mentira

Todos los chicos de mentira
son felices

Algo le indica que es mentira su
recién inaugurada felicidad
al chico que sintiéndose de mentira
no logra desquiciarse al punto
de encarnar en la mentira
su origen de verdad.

 

Viene junto con

Estoy siendo el blanco
de tu colorida ambivalencia

Viene junto con
………………………animosidad
hacia mi persona

tu
….admiración.

 

Ahora

Ahora te amo como después de haberte
amado como antes

Ya no es como antes que te amo

Ahora, con todo nuestro antes, es como ahora
que te amo.

 

Cuando quiere dormir

Al nene lindo
el pícaro sueño
no quiere venir

Es el nene feo
del propio nene lindo
el que quiere venir

Es el nene feo
de aciaga belleza
que okupa al nene lindo
de belleza seráfica
quien lo sabotea
y lo torna feo:

el pícaro sueño
no quiere venir.

 

Imagínote

Imagínote juzgándome pintoresco
oh, tú, grave, aun más que denso
imagínote asesorando en la plenipotencia de tu severidad
Ya ves cuáles, para mí, tus atributos:
grave, denso, severo

Imagínote sólo validando
la concepción adusta
Se me imponen mis pareceres
en base a antiguas sospechas:
por cómo me evitas o saludas
por el arraigo de tu distancia
esa acrimonia
empecinada

No abundaré:
desecharé la tentación:
inhibo la sorna
reprimo la causticidad
me abstengo del sarcasmo
suspendo la socarronería
ni un chiste intelectualoide destilaré
fuera la transversalidad y su desenfado
Mi rencor hoy es grave, denso
básicamente severo, adusto
inserto en la acrimonia

y sin embargo, pintoresco.

 

En la incerteza de una cifra

En mi vida tuve muchas, muchas minas
pero nunca un hombre

Tuve muchos, muchos balurdos
pero nunca una sensata concreción

En mi vida tuve muchos, muchos chirimbolos
pero nunca una pieza preciada

Muchísimos
nunca tuve
tuve
…….en mi vida.

 

Surtir

La luz me teme
luego de vulnerarla
exhibiéndole
mi castración.

*

Expresión de deseo
es lo que es
solapadamente

hoy

mi presión de deseo.

*

Las hadas me contaron
un cuento de ellas.

*

Interrumpe con lo imperativo de su consistencia:
aprovecha que duermo o dormito:
no le es imprescindible mi consentimiento:
necesita expandirse, lo necesita.

*

Volvieron los besos
y con ellos:
a todo es volver.

*

He matado a mi máscara
Me inventé una poética

Rectifico:
una poética me inventó
y la he matado.

 

Hubo siempre

¿Pobres hubo siempre
porque
fundamentalmente
hijos de mil putas
también?…

Rolando Revagliatti

Rolando Revagliatti

Docente y escritor argentino (Buenos Aires, 1945). Su quehacer en narrativa y en poesía ha sido traducido y difundido al francés, vascuence, neerlandés, ruso, italiano, asturiano, alemán, albanés, catalán, inglés, esperanto, portugués, bengalí, maltés, rumano y búlgaro. Uno de sus poemarios, Ardua, ha sido editado bilingüe castellano-neerlandés, en quinta edición y con traducción del poeta belga Fa Claes, en Apeldoorn, Holanda, 2006, a través del sello Stanza. Ha sido incluido en antologías y libros colectivos de la Argentina, Brasil, México, Chile, Panamá, Estados Unidos, Venezuela, España, Alemania-Perú, Austria, Italia y la India. Ha obtenido premios y menciones en certámenes de poesía de su país y del extranjero. Fue el editor de las colecciones “Olivari”, “Musas de Olivari” y “Huasi”. Coordinó varios ciclos de poesía, así como la revista oral de literatura Recitador Argentino y diversos eventos públicos, solo o con otros escritores. Ha sido colaborador en más de seiscientos cincuenta periódicos, revistas y colecciones de plaquetas, cuadernos, murales, etc., de la mayoría de los países de América y Europa. Desde 2013 realiza entrevistas a poetas argentinos a través del correo electrónico. En soporte papel ha publicado desde 1988 dos volúmenes con cuentos y relatos: Historietas del amor y Muestra en prosa; uno con su dramaturgia: Las piezas de un teatro; quince poemarios: Obras completas en verso hasta acá, De mi mayor estigma (si mal no me equivoco), Trompifai, Fundido encadenado, Tomavistas, Picado contrapicado, Leo y escribo, Ripio, Desecho e izquierdo, Propaga, Ardua, Pictórica, Sopita, Corona de calor, Del franelero popular. En 2009 apareció Revagliatti, antología poética, con selección y prólogo de Eduardo Dalter. Sus libros han sido editados electrónicamente y se hallan disponibles, por ejemplo, en su página personal. Cuatro poemarios suyos, inéditos en soporte papel, Ojalá que te pise un tranvía llamado Deseo, Infamélica, Viene junto con y Habría de abrir, cuentan con dos ediciones digitales de cada uno: en PDF y en versión Flip (libro Flash). Sus 185 producciones en video, todas ellas debidamente diseñadas y editadas, se encuentran en su canal de YouTube.

Sus textos publicados antes de 2015
70127140164168198202211227247250253266285289294
Editorial Letralia: Poética del reflejo. 15 años de Letralia (coautor)
Editorial Letralia: Letras adolescentes. 16 años de Letralia (coautor)
Editorial Letralia: El extraño caso de los escritos criminales. 17 años de Letralia (coautor)
Editorial Letralia: Doble en las rocas. 18 años de Letralia (coautor)
Rolando Revagliatti

Textos recientes de Rolando Revagliatti (ver todo)