correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

El sur de la vida

lunes 1 de agosto de 2022

I

Sé lo que ellos prefirieron
y los que vinieron detrás de ellos.
Yo caminé hacia el sur,
hacia la sombra
y donde también pega recio el sol.
Sé que fue
una decisión inconveniente,
pero aún sigo sin preferir
las conveniencias exaltadas.

 

II

En el sur de la vida
no hay vuelta atrás,
los colores son más intensos
y el sentir no espera compensaciones.
Uno está ahí,
a punto de nacer o morir,
siendo nada y siendo todo
como en un último día.

 

III

Generosa e implacable
la negación de la inmortalidad,
pero el horror de no ser nada
y el engaño de ser mucho
alientan toda permanencia
de la que nadie ha vuelto
ni atestigua ni asegura
con firmeza y sin dudas.
En el sur de la vida
no esperas más nada
que contradiga la certidumbre
asediada por los credos.

 

IV

Cerrar los ojos
no es negar la luz
que ilumina todo lo iluminado
y no es por estar en la sombra
ni negación de todo:
es para volver al sur de la vida
donde sin entender nada
se acepta el destino de ser
polvo en el viento.

 

V

Te pierdes y te encuentras
en las madrugadas del sur de la vida.
Allí no hay lugares distintos ni especiales:
todos lo son y tal vez
te emborraches con los desahuciados
en las esquinas más miserables
o en los salones de farsa y ostentación.
En el sur de la vida
todo discurso se ahoga en su saliva
o en un pretencioso teclado,
la impostura es un lujo de ufanidad
y toda certeza es un espinazo de nubes.

 

VI

En el sur de la vida
no eres un fugitivo
ni nada persigues,
toda ambición rompe el pecho
y quebranta
la única razón de ser.
La historia corre
como un perro buscando su cola,
los ojos se dan a otro mirar
y todo norte es una derrota insistente.

 

VII

Raro es el mundo
en el sur de la vida:
doblega y enaltece.
Aterra
al afán de dominación,
al elevarse sobre escombros y cenizas,
a los posesos por poseer,
a quienes apuestan
por los ceros insaciables a la derecha
y tienen nada teniéndolo todo,
arrastrándose sobre cristales rotos.

Mario Amengual
Últimas entradas de Mario Amengual (ver todo)