Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Suarez

La La Land… o algo parecido

• Jueves 30 de noviembre de 2017

“La La Land”, de Damien Chazelle

La primera vez que leí ese título referente a una película musical lo encontré absurdo e inapropiado, me parecía una burla, ¿qué significaba el La La Land ese, y qué significaba también aquella especie de subtítulo “La ciudad de las estrellas”?

Los tiempos de los grandes musicales de Hollywood, aquellos inolvidables musicales que protagonizaran Fred Astaire, Gene Kelly, Donald O’Connor, Cyd Charisse, Rita Hayworth, Debbie Reynolds y Leslie Caron, entre muchos otros excelentes bailarines, han pasado a la historia, siendo el último gran musical Grease, porque después no ha salido nada digno de ese adjetivo.

El argumento es flojo, como deslavazado; parece una sucesión de imágenes pegote en el fallido intento de justificar una historia que se arrastra lentamente con musiquilla incorporada.

Hoy en día que el mal gusto se halla instalado en las preferencias literarias, musicales y cinematográficas de un público que va al bulto y engulle sin paladear, no me extraña que haya tenido éxito, aunque me parece a mí que un poco relativo empujado por el boom de una publicidad bien orquestada.

La gran escena de baile, que tanto se ha aireado, los dos protagonistas dando saltos y cabriolas sin pizca de gracia, en un presunto escenario carente de atractivos, al son de una música fácil de olvidar, es decepcionante.

Lo único que me ha gustado de esa película es el arranque, que parecía prometer mucho y que luego se quedó en promesa.

El argumento es flojo, como deslavazado; parece una sucesión de imágenes pegote en el fallido intento de justificar una historia que se arrastra lentamente con musiquilla incorporada, el romanticismo se intenta introducir de vez en cuando en imitación a muchas películas del género, y da pena, los actores se esfuerzan pero su heroico intento naufraga lamentablemente al sustentarse en un guion carente de peso, como escrito por principiantes, y el final es un desastre que languidece penosamente al intentar darnos una visión de happy end romántico y enternecedor.

En cuanto a los protagonistas, la verdad, encuentro exagerado que los nominaran para el Oscar. Ambos cumplieron bien su trabajo, pero no es de Oscar, desde luego, y la película todavía menos. Encuentro fuera de lugar el que se lo dieran a la protagonista.

Pido disculpas si alguien se siente molesto por mis opiniones, pero no puedo pensar de otro modo si evoco películas como Siete novias para siete hermanos y West Side Story, por ejemplo.

Estrella Cardona Gamio

Estrella Cardona Gamio

Escritora española nacida en Valencia. Licenciada en bellas artes, pintora e ilustradora, ha realizado exposiciones tanto personales como colectivas. Publicó en 1978 la novela El otro jardín (edición de la autora) y en 2006 el libro de relatos La dependienta (Nostrum). A partir de esta fecha ha ido publicando para el sello editorial C. Cardona Gamio Ediciones, creado por su hermana María Concepción, novelas, relatos, cuentos infantiles y ensayos. Ha colaborado en periódicos y revistas con artículos y relatos cortos de géneros gótico y policíaco, y ha dirigido y presentado programas de radio.

Sus textos publicados antes de 2015
111
Ciudad Letralia: Atalaya
Editorial Letralia: Los mejores libros de la década (coautora)
Editorial Letralia: Q. En un lugar de las letras (coautora)
Editorial Letralia: 12 años de Letralia. Literatura y bits desde la Tierra de Letras (coautora)
Editorial Letralia: XIII. Experimento de letromancia (coautora)
Editorial Letralia: Libertad de expresión, poder y censura (coautora)
Editorial Letralia: Poética del reflejo. 15 años de Letralia (coautora)
Editorial Letralia: Letras adolescentes. 16 años de Letralia (coautora)
Editorial Letralia: El extraño caso de los escritos criminales. 17 años de Letralia (coautora)
Editorial Letralia: Doble en las rocas. 18 años de Letralia (coautora)
Estrella Cardona Gamio

Textos recientes de Estrella Cardona Gamio (ver todo)