Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Instantánea de mayo

viernes 8 de julio de 2022
¡Comparte esto en tus redes sociales!
A mi esposa

I

La mañana es testigo
del manto lácteo que se expande sobre mi ombligo
como galaxia intranquila después del coitus interruptus.
En la noche volvemos a ser niños con capítulos de Topacio.
Cuando aparece Carlos Mata cantando la despedida
caemos rendidos en un sueño profundo
en espera de la alarma del celular
ya que el canto del gallo
forma parte de antiguas leyendas.

 

II

En el sueño vamos tomados de la mano
y después de una mirada cómplice
liberamos la mariposa azul en la zona forestal.
Algo o alguien nos lo agradecerá
en un universo por ahora desconocido.

 

III

Boca arriba, contemplando al cielo
mis dedos pasan a ser brotes tiernos de los árboles
que intentan tocar las estrellas
para bajártelas con mucho cuidado.
Después de esto seremos uno con el gran micelio
con la red infinita que reúne todas las conexiones bajo tierra.
Dentro de seiscientos millones de años
habitaremos ese fondo nocturno
que el pintor empleará usando nafta
con chispazos inexplicables.
Y cuando seamos absorbidos por un cuásar
nuestros electrones no cesarán de perseguirse,
cada explosión será un testimonio
de un recuerdo perdido en el tiempo.

 

IV

Las decisiones van abriendo agujeros de gusano
y moldean sin titubeos la materia oscura.
¿Si nos hubiésemos quedado en casa
en lugar de salir huyendo sin decir adiós?
De haber evitado cada mudanza
¿En este momento sería el mismo?
Una vez fui más allá y confesé
que todas las tragedias de la humanidad
propiciaron nuestro encuentro
inevitable, premeditado, lúdico.

 

V

Por la ventana de aquel autobús veía caer la tarde
la soledad me guiaba, me dejaba llevar por impulsos.
Iba de San Joaquín a Maracay
pero la incertidumbre traía consigo malos presagios.
Me detuve en la plaza de Mariara
para planificar mi regreso.
A media cuadra estaba tu tía
algo me pudo haber llevado hasta su casa.
Infinidad de líneas distópicas
fluían en mi subconsciente.
Tomé un autobús de regreso porque no era el momento.
Estabas más allá del horizonte de sucesos.

 

VI

Al despuntar el alba
nos espera un bucle del que nos percatamos a las 6:16
y el desagüe parece un agujero negro supermasivo
después de lavar los platos.

No sonreímos, sólo seguimos.

 

VII

La mantis religiosa viene de otra galaxia.
Nos enseña cómo es el amor en los bordes de una plegaria
más allá del fuego que puede arder entre dos seres.
No fueron comprendidas en su tierra de origen
y recibieron por castigo
un mundo perdido en la Vía Láctea que permite la reconciliación
después de cada orgasmo.

 

VIII

La línea divisoria en la frontera en que crecí
es un río con un caudal agresivo
cuando la lluvia se sale de control.
Las almas en pena se conforman
con ver a Venus y Júpiter acompañando a la luna
mientras las nubes lo permitan en la cúspide de la madrugada.
Se acostumbran a vivir en los extremos.
Sentirse parte de cada antípoda puede generar calmas prolongadas
como infiernos repentinos.

 

IX

Vamos a hablar de cosas bonitas.
Que en nuestras bocas sólo pululen las palabras suaves.
Mientras nos preguntamos
qué será de Beetlejuice en este momento.
Qué se está viviendo en el hombro de Orión.
Sin embargo aquí procuramos
alimentar con susurros
la raíz herida después de esa noche oscura.

 

X

Dos cuerpos celestes orbitan sobre una mira telescópica.
La gravedad va más allá de lo que los ojos pueden ver
contemplaradmirardesear.
Por un instante de ese espacio tiempo
prefiero ser engullido
hasta el último positrón.
Un adiós correspondido
preserva un recuerdo cristalino.

Nesfran Antonio González Suárez
Últimas entradas de Nesfran Antonio González Suárez (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio