XXXIV Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE • Hasta el 24 de junio de 2021
Saltar al contenido

Dejaos de pollas, vayamos a pollas, de Andrés Cárdenas

sábado 4 de julio de 2020
¡Compártelo en tus redes!
“Dejaos de pollas, vayamos a pollas”, de Andrés Cárdenas
Dejaos de pollas, vayamos a pollas, de Andrés Cárdenas (Port-Royal Ediciones, 2011).

Dejaos de pollas, vayamos a pollas
Andrés Cárdenas
Crónica
Port-Royal Ediciones
Granada (España), 2011
ISBN: 978-8496914100
110 páginas

“Sólo la radio pública, cuando se decida de verdad a serlo,
podrá devolver al pequeño transistor y sus habitantes,
su dimensión, sin fronteras; como los sueños”.
José María Pallardó, recogido por Jordi Puigdomènech en Tiempos de radio y vinilo (página 178).

La presente reseña, una vez más, es fruto de la casualidad, pues no esperas que la radio te aparezca en un libro que trata un tema tan local como el título tan genuinamente granadino en general y jameño en particular. Mi tierra, al menos hasta que la tuve que abandonar, gozaba de una inusitada riqueza lingüística, y la polisémica pollas era una de esas habituales que, a veces, faltaría más, provocaba más que una reprimenda por parte de los mayores que desconocían el uso que de ella se hacía. Vaya, que es como el clásico coño o echar/pegar un nuico que, en ocasiones, tanto me ha hecho disfrutar cuando te has encontrado por esos mundos a algún personaje y al oírle alguna de esas palabras dentro de un contexto le arreabas: “Oye, ¿eres de Alhama?”. Y la respuesta en un 99% de los casos, “¿Cómo pollas lo sabes?”.

Vaya que son palabras con personalidad propia y genuinamente de la zona que me vio nacer y de la que salí poco antes de marchar al servicio militar. En el caso del título de hoy, poco hay de radio, pero ahí va.

Lo curioso es que yo no saldría mejor parado si el libro triunfara y el autor se diera un garbeo por radios y televisiones, echando unas risas acá y acullá, que el tío tiene salero y es muy resultón para esas cosas, pero que al prologuista nadie le hace nunca ni puto caso” (11).



Hace poco un amigo que tengo en aquella parte del mapa (Motril), que se llama Pepe Valdivieso, me envió por imail un anuncio que se emite por Radio Motril de una tienda de bicicletas. Es de dos motrileños que se juntan en las Explanadas.

—¿Aónde vas, primo?

Quiyo, me hase falta una bisi pa estos Reyes y no sé aónde ir.

—¿Pero qué bisi quieres, una de las buenas, pollúa?

—Pues claro, una que sea en condisiones, que sea polluilla, buena.

—Pues entonses aonde tienes que ir es acan Enric, en la avenida Salobreña, enfrente el Cuartel.

—Pues allá voy. Hasta luego, primo (30).

No es nada del otro mundo, radialmente hablando, pero ahí está. Lo realmente importante es que tiene uno la oportunidad de reírse a lo grande sobre todo si uno trata de leerlo tal cual está escrito. Recuerdo (en Cádiz, año 1975) un suplemento escrito en andalú que, como diría un jameño, con él te partías la polla.

Un centenar de páginas fáciles de leer del periodista Andrés Cárdenas, se publicó en Port Royal, Temas Granadinos, 2011. Basta teclear el título o la editorial y nos llevará a enlaces sobre esta obrita que, humorísticamente hablando, es un tratado de la jocosa y polifacética palabra. Si quiere entrar en el tema, teclee el nombre de Carlos Herrera, que le dedicó un artículo homónimo en el dominical XLSemanal, fue el que me llevó a buscar el trabajo de Cárdenas a conciencia. Porque si una página me dio una mañana entera de cachondeo y disfrute, sobre todo cuando lo comentábamos en público con una buena jarra de cerveza.

Evidentemente, la gente, que no sabía de qué iba la cosa, nos miraba con cara de extraterrestres, pero es que fue una de esas sesiones de risoterapia que hacen historia. El romance final ya es la traca (o en granaíno: la repolla). De verdad, si no ríen con este trabajo, entonces es que algo no funciona. ¡Ya me dirán! Ya es cuestión de cada uno seguirle la pista, comprarlo o buscarlo en la biblioteca, cosa no siempre fácil de lograr, sobre todo en ediciones de editoriales prácticamente desconocidas y que no viven de la subve.

Juan Franco Crespo
Últimas entradas de Juan Franco Crespo (ver todo)

El mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio