Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Un cuento chino

• Martes 27 de marzo de 2018

Sucedió en Hong Kong, en el barrio de Kowloon, y este no es un cuento chino. O quizá sí lo sea, por el entorno asiático en el cual sucedió. Yo estaba de visita en esa ciudad, trabajando durante un mes en un proyecto turístico y los socios chinos de la empresa para la cual trabajaba decidieron invitarme a una auténtica cena china. Nada parecido a lo que nos ofrecían en el hotel donde me hospedaba. Un agasajo que agradecí y gustosamente acepté.

En los numerosos edificios de apartamentos construidos a ambos lados de las calles de ese fascinante barrio se podían ver unas pequeñas jaulitas ubicadas en las minúsculas terrazas, y dentro de ellas había unos hermosos perritos blancos y grises.  

Me llevaron a través de la bahía a tierra firme (mi hotel y la oficina estaban ubicados en la isla de Hong Kong) y, luego de caminar varias manzanas por estrechas callejuelas llenas de gente y locales iluminados con múltiples luces de neón, llegamos a un restaurante que ellos consideraban de lo mejor que había en esa ciudad.

Nos esperaba una mesa circular y giratoria, como es costumbre en un banquete chino, y pronto comenzaron a aparecer platos con los más variados productos y sabores. Confieso que a mí me gusta la comida china, así que no tuve inconveniente en degustarlos y disfrutarlos, hasta que llegó el momento cumbre del agasajo y un camarero trajo y depositó ante mis ojos una bandeja con un pato entero, con su cráneo partido por la mitad. Pero, para mi sorpresa, descubrí que dentro estaban los sesos del infeliz animalito. Inicialmente no supe qué hacer, pero incentivado por las sonrisas y los gestos amables de mis anfitriones, comprendí que era yo quien debía degustar esa supuesta delicia. Acto seguido me entregaron una cucharilla minúscula y con ella debía recoger los sesos del ave y llevármelos a la boca. Con sonrisas de compromiso, tragué aquellos sesos que me sabían ácidos y repugnantes. Continué sonriendo y agradecí el gesto amistoso o más bien la deferencia hacia mi persona y continuamos comiendo. Para sacarme el gusto de los sesos del pato, que permanecía en mi lengua y paladar, arremetí con unas albóndigas que sabían mucho más sabrosas y digeribles. Y así continuó aquella extraña cena en mi honor.

Un día más tarde, recorriendo nuevamente las calles de Kowloon con un colega local, observé que en los numerosos edificios de apartamentos construidos a ambos lados de las calles de ese fascinante barrio se podían ver unas pequeñas jaulitas ubicadas en las minúsculas terrazas, y dentro de ellas había unos hermosos perritos blancos y grises. Me extrañó verles en jaulas pero asumí que era para que las mascotas pudiesen disfrutar del aire y no se cayeran a la calle, al ser tan pequeñas que pasaban por entre las rejas de los balcones.

Lamentablemente, mi colega chino me explicó la triste realidad: esos adorables perritos estaban allí para ser comidos en alguna importante fiesta familiar y con ellos harían, entre otras delicias culinarias, las sabrosas albóndigas que yo había disfrutado la noche anterior.

Roberto Bennett

Roberto Bennett

Escritor uruguayo (Montevideo, 1948). Estudió comunicación de masas y marketing en la Universidad de California (EUA). Viajero incansable, ha trabajado en periódicos, radios y televisión. En 1986 publica en Mallorca (España) una recopilación de relatos titulada Lo que arrastra el río y otras historias (Editorial Soler). Ha escrito dos libros sobre mamíferos marinos: Delfines y ballenas, los reyes del mar (1989) y Animales marinos (1990), en coautoría con el doctor David Taylor, ambos traducidos al inglés e italiano. Posteriormente vive tres años en Chicago (EUA). En 1994 publica en Uruguay su segundo libro de cuentos, El último verano (Editorial Graffiti). En 1996 se establece en Madrid (España) y continúa colaborando con periódicos y revistas de España y América. A partir del año 2000 vuelve a residir en Montevideo. En 2006 gana con Chau Ginebra el primer premio del concurso organizado por la Asociación Mexicana de Autobiografía y Biografía (Ediciones El Chopo). En 2008 publica en Uruguay su libro Destino Mallorca (Ediciones Orbe) y en 2011 le sigue su tercer libro de cuentos, titulado Memorias fugaces (Ediciones de la Plaza). En 2013 publica su primera novela, Tiempos de tormenta, los sonidos de Berkeley (Ediciones de la Plaza), y en 2016 la segunda, Al final del camino (Ediciones Áltera, España).

Sus textos publicados antes de 2015
133136139142146150153157163166171176179233295
Editorial Letralia: Libertad de expresión, poder y censura (coautor)
Roberto Bennett

Textos recientes de Roberto Bennett (ver todo)