Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Esta empeñosa pasión por las palabras

martes 4 de julio de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Mario Amengual
Mario Amengual ha sabido mantener tensa la línea que separa la ironía de la gravedad.

Mario Amengual es un maracayero que tiene años transitando en la literatura. De él he podido leer dos poemarios, El tiempo de las apariencias (2000) y A la sombra de los destellos (2015), además de cuatro novelas, El pozo de la historia (2007), El cantante asesinado (2009), La fiesta de La Democracia (2011) y El abismo de los cocuyos (2013). Ahora, en La voz recuperada (Ediciones del Movimiento Poético Maracaibo y Amazon, 2017), profundiza los hallazgos de sus poemarios anteriores, abriendo nuevos senderos dentro de su propia sintaxis; libro de búsquedas y reiteraciones en él, Mario ha sabido mantener tensa la línea que separa la ironía de la gravedad, la mirada interior de la elocuencia explícita.

La voz recuperada es en principio una indagatoria personal, pero que al mismo tiempo sabe abrirse al entorno que rodea al poeta en su tránsito:

Atento a los signos celestiales,
a las insinuaciones oníricas,
errante por soledades nocturnas
mantenía mi corazón en ascuas.

Cierto tono conversacional se cuela en la manera en que se expresa la extrañeza del mundo; sin embargo, no hablamos de un tono mundano, de sarcasmo ante la realidad: una elegancia lírica nos conduce a través de las palabras, se trata de un hablante sobrio quien discurre en los eventos que alimentan su poética: recuerdos y reflexiones aunados en la seguridad de una voz que comparte pausadamente, pero sin pereza, su visión particular del mundo:

Intolerable extrañeza de sentirme vivo,
nostalgia de la eternidad perdida en la rutina,
alegría de estar en el reino de lo insólito,
vanidad de las palabras, que no dicen nada.

Lo interesante de este recurso es que el poeta, sin perder el sentido de la imagen, resiente de lo meramente discursivo o retórico: despierto ante el mundo, el poeta advierte que con las mismas palabras se pueden decir cosas distintas y al mismo tiempo habituales, rendir homenaje al tiempo y añorar sus carencias de la manera menos pretendida, pero con elegancia. Aun lo foráneo histórico, aquello que acontece a pesar nuestro, tiene espacio dentro de esta conjunción de palabras:

Los dos bandos que se enfrentan
jubilaron a la razón.
Sólo en la sangre derramada
encontrarán algún alivio
y tal vez entonces se ocupen de las leyes,
para un porvenir lleno de cadáveres.

Pues, al fin y al cabo, la vida no puede ser eliminada. Y la palabra, la voz del poeta, rectificación del desorden establecido, lo verifican:

Se ahoga en el escándalo,
la avasallan
los lemas, las consignas, las proclamas,
los discursos, los tratados
y también muchas páginas que la evocan.
A veces por mano o por boca de alguien
dice algunas palabras que son homenaje y reconciliación.

Fluidamente la voz avanza, es recuperada en su entonación, discurre y se diluye siguiendo su propia acción reflexiva y prolongada, en el campo de la imaginación las palabras inscriben la iluminación y el olvido, fugaz alternativa de la vivencia inmediata y al mismo tiempo perdurable, temblor decisivo del verbo que fluye en la riqueza inagotable y difícilmente natural de las palabras:

Este presagio de días infames,
este asolado camino hacia nada,
esta condición siempre agonizante,
esta arrogancia de las explicaciones,
este desafuero del insaciable tener,
esta necesidad de acallar la sensatez,
esta carne que no cesa de morir,
esta empeñosa pasión por las palabras.

La voz recuperada se expresa en la nitidez de la palabra plural y compartida, que surge de una subjetividad ineludible, pero comprometida hasta convertirse en un entretejido de pasiones y recuerdos encontrados y revelados en contacto con los otros. Visiones de un mundo también recuperado por la intensidad de una voz.

Manuel Cabesa
Últimas entradas de Manuel Cabesa (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio