Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

El enigma de una palabra: coronavirus

sábado 30 de mayo de 2020
¡Compártelo en tus redes!
El enigma de una palabra: coronavirus, por Julia Elena Rial
La dureza del coronavirus lleva al exterminio de la belleza, del estilo.

Papeles de la pandemia, antología digital por los 24 años de Letralia

Este texto forma parte de la antología publicada por Letralia el 20 de mayo de 2020 en su 24º aniversario

Leemos, a veces con prisa, llevados por descifrar conflictos e intrigas y, en ese apuro de lectores avezados, descuidamos describir la llama que se enciende y apaga, para no dejar ver lo que apenas muestra.

Acercarnos a la palabra escrita remite a plasmar la movilidad, lo escondido en la esencia de cada una. Alterar su figura legible para transparentar la sensualidad de su pureza estética, y los múltiples significados que emanan de la letra, del sonido, de su suavidad o aspereza. De todo aquello que vigoriza la literatura y que, más allá de las formas familiares, incita al lector a abstraerse de la realidad que lo rodea e integrarse a los conceptos inagotables de la filosofía de la palabra.

El lector abstrae esa palabra del objeto que representa y la convierte en referente de libertad; así adquiere múltiples significados posibles. Autonomía otorgada en la apropiación de cada lectura. Pero, a veces:

Se impone “la dureza” como expresión de pensar y sentir.

Será recuerdo triste lo caótico de un nombre cuyo concepto primordial se desconoce.

El realismo pervertido rompe espejos ancestrales de escritura.

Oímos voces que parecen contener la esencia de una terrible realidad. La dureza del coronavirus lleva al exterminio de la belleza, del estilo. La palabra no encuentra confluencias en este nuevo espíritu conceptual y crítico.

El lenguaje crea significados inéditos. ¿Qué más complicado que hablar de esta nueva antimodernidad inexplicable?

El horror incita al lenguaje literario, como un “agar negro”. Sustantivo bizarro que acentúa sus defectos en el hoy histórico de la escritura del cuerpo enfermo que, día tras día, se deja transgredir con lo “churrigueresco” de esta enfermedad.

Será recuerdo triste lo caótico de un nombre cuyo concepto primordial se desconoce.

“Inconcepto” en lenguaje de Pessoa.

“El punto gris” de Paul Klee. Dominante, dimensional, entrometido en lenguaje de caminos.

Corona que reina indomable ante la dimensión de lo invisible.

Un estando sin hasta cuándo. Diversidad de una totalidad aún no aprehendida, porque no se ha descubierto aún “el rango enigmático de su idiosincrasia”.

Julia Elena Rial
Últimas entradas de Julia Elena Rial (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo