Los latinoamericanos no conocemos de la grandeza cultural del poeta y político cubano José Martí. Pero no somos culpables de ello por nuestra pobreza cultural. Así como tampoco somos culpables de desconocer la grandeza militar y política de nuestro libertador, El General, Simón Bolivar, por nuestra pobreza política. Bolivar, el más grande Militar y estadista en la historia de Hispanoamerica, ni se menciona en la actualidad por las clases políticas, de las cinco naciones que él liberó del yugo español, y de las cuales el es el “Padre de la Independecia” de dichas naciones. Muchos de los políticos actuales de dichas naciones, excepción de Venezuela, la cuna de Bolivar, tratan de ignoralo por todos los medios, o por envidia, o porque se creen superiores a nuestro libertador y se inventan encuestas que los hacen aparecer como mejores en la historia que nuestro libertador, Bolivar.
Sabido es que los EE.UU., nunca miraron a Bolivar con buenos ojos, por la cercanía del libertador con el modelo políitco de la Inglaterra de aquella época, y por la libertad y emancipación de los esclavos que pregonó Bolivar desde la época de la gesta libertadora. Modelo que chocaba con la esclavitud imperante y defendida por el modelo político y económico de los EE. UU. de aquellos años.
José Martí es en lo cultural lo que fue Bolivar en lo militar y político: un innovador y un visionario que vió más lejos que sus contemporáneos. Que vió las pobrezas de los latinoamericanos y la clase de vende patrias, que eran los políticos de nuestro continente desde aquellas épocas. Que sólo miraban sus intereses y sus bolsillos, como aún lo hacen muchos politiqueros y sinvergüenzas.

0
0
Responder