Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Extrañas mutaciones, de Marco Antonio Valencia Calle

domingo 14 de febrero de 2021
¡Compártelo en tus redes!
“Extrañas mutaciones”, de Marco Antonio Valencia Calle
Extrañas mutaciones, de Marco Antonio Valencia Calle (Gamar Editores, 2019). Disponible en la web del autor

Extrañas mutaciones
Marco Antonio Valencia Calle
Cuentos
Gamar Editores
Popayán (Colombia), 2019
ISBN 978-958-48-7525-9
84 páginas

1

La poesía muta, cambia de piel, se recorre narrada, contada, desplegada como aforismo, como ríos sin control, y se descubre con prosa indagatoria, con la presencia viva de las imágenes, en medio del fogueo de la muerte, el paisaje desleído del mundo y el mutismo silábico del tiempo.

Los elementos son forjados por las palabras. Quien no agota las voces, multiplica la permanencia del viaje. Aquí naufragan los muertos, el crimen suscita profundos dolores, arrebatos: la realidad de un país sacudido por la violencia, mientras los niños son parte de lo que acontece en derredor.

La voz del poeta, prendida de los verbos en todos los tiempos, se pasea por una realidad que golpea al lector. El poema, los poemas, los dictámenes de la escritura, no desestiman ningún tema. El poema es el mismo tema, porque él sabe de su fuerza. Al parecer, Marco Antonio Valencia Calle goza de varias ventanas para escoger la iluminación y las formas, los eventos y acciones que ocupan sus líneas, sus párrafos, su árbol cargado de sorpresas. Cada poema, cada todo que toca su voz, es un reflejo, un instante que luego se convierte en fijación.

Quien lee puede decir: “Leo y me vacío”.

Por ese lado de las palabras, por la entonación, por la poco adornada escritura, el escritor se deshace de lo que le estorba: cuenta, deletrea cada rostro, cada herida, cada cadáver que le habla, cada trozo de cielo o de país que le duele. Y personaliza con vigor y rigor lo que afirma y lo que procura sea una “verdad” más allá de lo que sus sentidos conservan como materia prima para crear.

Todo es extraño, nada de lo que pasa deja de ser asunto para sorprender: los cambios siempre traen nuevas envolturas. Las mutaciones son reconocimientos de que no hay novedades, de que éstas, las novedades, son sensaciones, hasta repeticiones que nos inventan desde la misma realidad.

 

La muerte, ese poema redondo que pareciera estar siempre inconcluso, porque la memoria se encarga de eternizar la memoria.

2

Publicado por Gamar Editores, en la serie Poesía, en Popayán, Colombia, en enero de 2020, este libro de Marco Antonio Valencia Calle fue elaborado para ser leído en tres instancias: “Sol y tinieblas”, “Islas perdidas” y “Sangre en tierra”.

Tres momentos en los que el relato de tres soldados asesinados se imbrican para iniciar el poema de una tragedia en la que se dibuja un país nada opaco, nada borroso, violento, descrito con desnuda precisión de las palabras para arrancarle a la realidad la parte poética del dolor.

Pero también se inscribe un nacimiento, como si fuese la brotación de una semilla. Una historia de amor desde las sombras y las luces que descubren el rostro, el rastro, la historia de un territorio sumido en una casa, en la casa de quien habla y se silencia a veces.

La muerte, ese poema redondo que pareciera estar siempre inconcluso, porque la memoria se encarga de eternizar la memoria, la crónica de quien escribe para no perder el rumbo. O para saberse perdido mientras sostiene en sus manos un mapa desleído. Un pueblo, la gente en las calles para darle a la vida un cierto significado. Y el exilio, el interior y el que desfavorece el lugar, su abandono, mientras los fantasmas cotidianos establecen las leyes del miedo.

Sangre, la que se derrama en los montes, en la frontera de los pueblos, en la mirada aterrada de un niño. La insolencia de la tanta iniquidad. “Todo es nudo, todo es cadena”.

Desde su inmanencia, desde los pasos que da, el hombre dice:

El poeta escribe para ponerse la máscara, para quitarse la máscara y ejercer el sacrificio humano de la introspección…

Y desde esa declaración los distintos enigmas que lo acosan. Una lectura febril de un libro que tiembla en las manos de quien lo lee, de quien lo ha escrito y de quien lo habrá de ver, porque es también un libro sin palabras, porque todas ellas, las palabras, son la mudez que provoca la infamia.

Una imagen a la orilla de un agujero, unas fosas comunes nos hacen regresar a las noticias de los diarios: la violencia interminable. Una guerra en la que se manifiesta “una extraña enfermedad (que) los agobia”. Agobia a todos: la poesía se encarga de viajar con ella.

 

Quienes hayan sido personajes en estos poemas, desde las máscaras que ocultan sus rostros, esos que mancillan las voces del tiempo, merecen tener nombres y apellidos.

3

El poema es una pesadilla escrita. De ella emerge esta declaración:

La muerte se disfraza de colores y asiste a un carnaval.

Mientras tanto, las oraciones de una madre, “el milagro de otra casa”, los cambios en las paredes, en las puertas, en la manera de hablar, las mutaciones de las horas que son largas, tanto que se hacen interminables.

En un país donde la poesía no es tan especial como el pan, ni tan cotidiana como el ruido de la metralla, donde el hambre ronda por las calles…

Extrañas mutaciones es el título de un libro, pero no son extraños estos cambios de piel, estas máscaras: la poesía sí hace que cambie, desata los arrestos de esos cambios que forman parte de lo que podría significar la vida y la muerte.

Podría parecer sencillo no decirlo: la existencia es más relevante que cualquier símbolo. La crudeza de esta poética nos desnuda. Nos deja al descubierto.

Quienes hayan sido personajes en estos poemas, desde las máscaras que ocultan sus rostros, esos que mancillan las voces del tiempo, merecen tener nombres y apellidos.

La destreza de nuestro autor nos lleva de la mano para sabernos también responsables de la iniquidad, pero igual inocentes de nuestras propias heridas, de nuestras “extrañas mutaciones”, en medio de misteriosas islas perdidas mientras la sangre mancha la tierra.

Libro poesía. Libro narración. Libro ensayo.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo