Servicio de promoción de autores de Letralia

Saltar al contenido

Piedra sobre piedra, antología creada en solidaridad con la isla de La Palma

sábado 21 de enero de 2023
“Piedra sobre piedra”, antología creada en solidaridad con la isla de La Palma y bajo la coordinación de Carmen Rojas Larrazábal
Piedra sobre piedra, antología creada en solidaridad con la isla de La Palma y bajo la coordinación de la escritora venezolana Carmen Rojas Larrazábal (El Arco & La Flecha Editores, 2021). Disponible en Amazon

Piedra sobre piedra
Carmen Rojas Larrazábal (coordinadora)
Poesía
El Arco & La Flecha Editores
Oregon (Estados Unidos), 2021
ISBN: 979-8885269209
196 páginas

1

El humo y la ceniza congregan las palabras. La lava, el ardor que ellas se aprestan a producir en el espíritu. La irrupción del adentro terráqueo produjo una conmoción que alertó el espacio de una isla que vivió 85 días de angustia. Mientras la lengua de fuego lamía plantíos, casas, caminos y estancias, las palabras anónimas se volcaban para pronunciar el nombre del volcán Cumbre Vieja, el protagonista de una tragedia que, aunque produjo sólo una pérdida humana, quedó en la memoria de sus habitantes como la marca de una herradura, como la muerte de los tantísimos que la sintieron tan cerca.

El 19 de septiembre del año 2021 el volcán abrió su boca y vomitó con toda su fuerza el fuego contenido. Entonces una neblina venenosa abarcó gran parte del territorio de la isla La Palma. Sus habitantes comenzaron a abandonar sus predios, sus lotes, sus parcelas, sus casas. Unos siete mil según las autoridades. El dolor por dejar el patio se mantuvo activo hasta el 29 o 30 de septiembre, cuando el monstruo dejó de evacuar por su poderosa garganta la fuerza de las profundidades.

Un volcán es un animal sin control. Una desmesura interior. Una bestia que se contiene para luego soltar sus amarras y aparecer como una flor de candela en el aire.

Allá en Cabeza de Vaca, cerca de la localidad de El Paraíso, municipio El Paso de La Palma, se afincó el fuego que emergió como una lengua gigante de lava. Tierra encendida, barro que quema, lodo mortal.

Ese 19 de septiembre hubo 25 mil pequeños sismos que produjeron innumerables coladas de lava, que se desplazaban, según los expertos, a 120 metros por hora.

Lee también en Letralia: Carmen Rojas Larrazábal y Sonia Betancort hablan de la antología Piedra sobre piedra; entrevista por Jorge Gómez Jiménez.

El temor y el tremor, sonidos del alma humana, se mostraron ante el gigante que acababa de despertar. Su fuerza arrasó con calles, casas, con la Iglesia de San Pío X, con tres colegios, un cementerio, con sembradíos, predios de frutales, y alcanzó a llegar a la costa para entrar en el mar con un embiste de humo y ceniza tóxica.

Ese acontecimiento ha quedado registrado en la memoria del mundo, del mundo de esas islas que se saben al acecho de ese inmenso ojo en la tierra que podría nuevamente mostrar su poder.

Montones de piedras, unas sobre otras, han quedado como testigos de esa conflagración, y así como las piedras, las palabras que ahora conmemoran el evento natural y hacen que la poesía se acerque a las víctimas, a quienes han quedado desposeídos de sus arraigos, de sus altares, de sus patios, de las tumbas de sus ya muertos parientes y amigos antes de la erupción.

Un registro poético solidario alcanza a ser ahora una muestra de que las palabras, la belleza de sus sonidos, son capaces de controvertir los daños materiales y espirituales.

La poesía hace su trabajo gracias a la buena fe de la poeta y gestora cultural venezolana Carmen Rojas Larrazábal, quien ha agrupado a un importante número de poetas del mundo para apoyar a los habitantes de la isla.

Por eso, el humo y la ceniza son ahora palabras, poesía.

 

Distintas voces se reúnen para apoyar a quienes sufrieron los rigores del volcán isleño. Piedra sobre piedra, poema con poema.

2

Piedra sobre piedra junta poemas con poemas de autores de varios países. Distintas voces se reúnen para apoyar a quienes sufrieron los rigores del volcán isleño. Piedra sobre piedra, poema con poema. Poema sobre poema. Poemas entre poemas. Poemas para poemas. Una unión volcánica verbal que riega palabras, que palabrea con la lava para detenerla, para regresarla a su origen.

Aquí están Raúl Zurita (Chile), Antonio Orihuela (España), Sonia Betancort (España), Rolando Kattán (Honduras), Miguel Ángel Contreras (España), Isabel Rezmo (España), Jeannette L. Clariond (México), Obed González Moreno (México), Luis Enrique Mora (Ecuador), Carmen Váscones (Ecuador), Juan Carlos Mestre (España), Alfredo Fressia (Uruguay), Josefa Parra (España), Luis Manuel Pérez Boitel (Cuba), Uberto Stabile (España), Luis Manuel Sanmartín (España), Begoña Callejón (España), Luis Alberto Ambroggio (Argentina), Winston Morales Chavarro (Colombia), Alfredo Pérez Alencart (Perú), David Cruz (Costa Rica), Carmen Rojas Larrazábal (Venezuela), Oscar “Puky” Gutiérrez (Bolivia), Félix Anesio (Cuba), Zulema Retamal (Chile), Patricia Núñez Yamil (Argentina) y Leymen Pérez (Cuba). Además, en los eventos virtuales en los que se originó esta antología participaron los músicos Luis Adolfo González (Venezuela), Jean Carlos Coronado (Venezuela) y Daniel Drexler (Uruguay).

Poemas de distintos colores, de distintos climas, de distintos andares. Poemas para leer países, para leer fronteras, para leer paisajes, para leer sentimientos, para leer dolores, para leer alegrías, para leer en el idioma donde ocurrió el evento natural. Para traducir milagros. Son poemas para todos los cantos. Poemas para una elegía, pero también para la fiesta de la vida. Para las costumbres. Para el mundo y sus horarios.

La selección, notas y presentación de los autores y sus textos estuvieron a cargo de Carmen Rojas Larrazábal, quien se esmeró para darle brillo a este gesto solidario que seguramente tendrá todos los lectores de ambos lados del mundo.

Un libro cuyo volcán es el sonido de los versos. Un libro cuya lava es la gracia de cada uno de sus autores.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)